Especialidades Médicas- Sexología


Travestismo y Transexualismo. Fetichismo
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 16 de enero 2007
El travestismo y el transexualismo son dos variantes de la sexualidad, que mucha gente tiende a confundir y mezclar.

El travestismo se caracteriza por un deseo insistente de usar la ropa del sexo opuesto y caracterizarse con todos los complementos para parecer una mujer en el caso de los hombres y un hombre en el caso de las mujeres. Hacer esto conlleva excitación sexual a esas personas.

Se observa esta conducta casi siempre en hombres, tal vez porque la moda femenina hace ya mucho que ha asumido, como algo completamente normal, muchas de las peculiaridades del vestir masculino.

Estos hombres pueden ser homosexuales o heterosexuales, se da una proporción aproximada del 50% de unos y otros.

El miedo de los heterosexuales que se trasvisten es atraer a algún hombre y que éste descubra su identidad. Ligar con hombres no es en absoluto su objetivo, pero se excitan al sentirse admiradas como mujer.

El caso de los homosexuales travestís es distinto, lo que esperan es que un hombre les desee como a una mujer y atraerles con todos los elementos femeninos que sean capaces de usar.

Unos usan el disfraz solo para estar en casa o asistir a fiestas privadas. Otros generalizan el disfraz en todas las situaciones excepto en las relacionadas con el trabajo.

Y muchos sólo se travisten en fiestas sociales en las que las normas lo permiten, como en Carnaval. Fíjense en cuántos hombres eligen siempre este disfraz en cuanto tienen la menor ocasión.

Hay que diferenciar entre la afición a disfrazarse , que representa un grado menor y el deseo irrefrenable y obsesivo de hacerlo, aunque sea a escondidas, y que a menudo va acompañado de automasturbación o relación sexual con otros, si hay suerte.

Hay hombres casados que regalan ropas sexy a sus mujeres para después hurtar esas prendas y vestirse con ellas.

Los travestís gays suelen usar el género femenino al hablar entre ellos y adoptar actitudes sociales y sexuales femeninas con sus parejas.

Esta conducta se da también en sociedades primitivas. Son hombres que suelen tener prestigio y poder dentro de su sociedad. Pueden casarse con un hombre, y también tener una amante femenina para recrearse heterosexualmente. A su pareja masculina se le permite también el matrimonio con otra mujer.

La distinción entre esta variante y el fetichismo es a veces confusa. El fetichista se siente sexualmente atraído por alguna parte del cuerpo, por alguna peculiaridad (obesidad, prótesis de pierna, etc.), o por algún objeto inanimado que no tiene ninguna connotación sexual en sí mismo (ropa interior, zapatos de tacón, joyas, pañuelos, etc.).

Un comportamiento fetichista moderado se da en muchos hombres, pero en su forma extrema (ser capaz de excitarse sólo ante el fetiche y no ante una mujer) es poco frecuente.

Esta variante se da casi exclusivamente en hombres con orientación heterosexual.

La causa suele ser un aprendizaje fortuito en el que un hombre ha tenido repetidamente placer sexual ante la visión o contacto con el objeto fetiche. Así el objeto, más tarde, es por sí solo capaz de producirle excitación.

Los transexuales son también travestís, pero cumplen además estas tres características .

1- Sienten extrañeza ante el sexo físico con el que han nacido y consideran que la Naturaleza se ha equivocado con ellos.

2- Se sienten psicológicamente del sexo opuesto (es físicamente hombre, pero se siente psicológicamente mujer. O es físicamente mujer , pero se siente psíquicamente hombre).

3- Desean, no solo vestirse como el sexo opuesto, desean cambiar de sexo.

4- Este es un trastorno muy serio para la persona que lo sufre.

Es muy poco frecuente. Las estadísticas hablan de un caso cada 40.000 hombres, y es aún menos frecuente en mujeres.

Los exámenes genéticos, hormonales y morfológicos son normales, así es que no se encuentra una explicación orgánica. Todos ellos se dan cuenta de que “ les pasa algo” durante la primera infancia. Y también todos sufren problemas psicológicos y de relación, creados por la falta de aceptación social de su condición.

El tratamiento dirigido a cambiar el concepto que tienen de sí mismos, no da resultado, así es que se les recomienda cambiar su aspecto exterior mediante un tratamiento hormonal, y algunos llegan a realizarse una intervención de cirugía plástica, difícil, arriesgada y cara que transforma sus órganos sexuales de masculinos a femeninos o viceversa.

A las mujeres se les administra hormona sexual masculina de forma continuada, lo que reduce el tamaño de sus pechos y permite la aparición de caracteres sexuales secundarios (barba, pelo en el cuerpo etc.)

A los hombres se les inyecta hormona sexual femenina, que aumenta el tamaño de las mamas y atenúa las características sexuales masculinas.

La intervención de los genitales consiste, en el caso del hombre en castrarle y crearle una vagina artificial a partir de sus propios tejidos y nervios. Pueden llegar a tener sensaciones normales de placer y , con éxito, llegar al orgasmo.

A la mujer se le conforma un pene a partir de su vulva y clítoris y, con éxito, pueden llegar a tener erección,aunque no eyaculación.

El paciente necesita también un acompañamiento psicológico que le adapte a su nueva situación, personal, social y legal.

Se da también el caso de hombres, no transexuales, que se travisten y hormonan para conseguir un aspecto ambiguo con fines artísticos o de prostitución.

Es importante conocer y saber valorar los esfuerzos que las personas aquejadas de estas variantes de la sexualidad suelen hacer para normalizar sus relaciones y sus vidas.

Todos pueden y deben solicitar ayuda psicológica y acudir a un sexólogo.




Comentarios

Javier
2017-09-05 06:40:57
Tengo 60 años me considero heteroxesual, pero aproximadamente un año que tengl gusto por vestirme como mujer, algunas ocaciones lo e echo cln ropa de mi esposa en privado skn qje se entere ella, pero este deseo es cada vez mas fuerte y siento que me esta causando problemas pues solo espero estar solo para vestirme como mujer, vivo en un lugar tropical en donde hace mucho calor, una persona le trajo ropa de mujer a mi esposa para que le comprara algo, yo con la excusa de que estaban muy varatas dos playeras de mujer me las comprara para mi para estar en la casa y las compro, en estos dias regreso esta misma señora con mas ropa, me gusto una falda que por el tipo de corte y tela paresia un short, le comente a mi esposa que la comprara ya que paresia un short lo podia usar en casa mi esposa se molesto muchisimo me dijo que estaba loco, no compro nada pero yo me quede tambien algo molesto por que no pude tener esa falda y por no poder hablar con mi esposa sobre mi gusto de vestirme como mujer creo que pidria llegar hasta el divorcio, no quiero ni tengo intencion de tener una relacion sexsual con ningun hombre, investigue si esto que me esta pasando desde hace un año podria ser por la edad 60 años, y por la baja produccion de testosterona pero esto nada tiene que ver con mi gusto por vestirme de mujer realmente crro que necesito ayuda de un especialista pero no cuento con los recursos economicos para pagarlo ustedes me pueden ayudar.

Yooo M
2017-07-28 06:45:46
Muchas gracias por la información yo soy travesti de closet; me encanta ponerme vestido y tacones y modelar...

Er Hernández
2017-01-20 07:23:27
Vestirse de mujer es una experiencia hermosa. Me excita ponerme minifalda con pantymedias .

transgirl
2017-01-02 07:46:24
Las transexuales nos operamos, las transgénero no. Hay que saber diferenciar. El transgénero se pondrá tetas y se traviste pero le gusta tener su pene funcional. Porque en el fondo no es más que un fetichismo por la apariencia femenina.

Octavio
2016-11-24 07:24:13
Hola en el caso de ana bertha me pasa lo mismo no me gustan los hombre me gustan mucho las mujeres pero si puedo disfrutar uno, gracias.

Ana Bertha
2016-10-04 06:37:26
Que buena información yo soy travestí de closet y lo disfruto mucho. curiosamente no me considero gay, porque me gustan las mujeres, no los hombres, pero curiosamente puedo disfrutar de uno. eso si solo trasvetido, cuando ando normal osea con ropa de hombre no me interesa nada y con ropa de mujer si lo disfruto y mucho me siento una mujer, y pido que me traten como tal. Gracias.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.