Especialidades Médicas- Reumatología


La enfermedad de Behçet
Autor: Dr. Salvador Giménez - 4 de noviembre 2005
La enfermedad de Behçet es un trastorno que causa síntomas en diferentes zonas del cuerpo. Entre los síntomas más comunes se encuentran las úlceras en la boca y en los genitales. Los síntomas más graves son la inflamación de los ojos y otros órganos del cuerpo






Casi la totalidad de los casos de enfermedad de Behçet se deben a una inflamación de los vasos sanguíneos. Aunque no se sabe con certeza la causa de tal inflamación, parece haber casos hereditarios, relacionados con una alteración del sistema inmunitario que predispone al desarrollo de esta enfermedad autoinmune. En estos pacientes, el contacto con sustancias del medioambiente, como bacterias o virus, pueden desencadenar el ataque del sistema inmunitario contra los vasos sanguíneos.

La enfermedad de Behçet no es contagiosa, de manera que no disemina de una persona a otra. Aunque pueden desarrollar la enfermedad personas de cualquier edad, es más frecuente en adultos jóvenes entre los 20 y los 40 años de edad.

Síntomas

Los síntomas de la enfermedad de Behçet varían de un paciente a otro. Algunos tienen solamente síntomas leves, como úlceras en la boca, mientras que otros tienen problemas más graves, como pérdida de visión.

Los cinco síntomas más comunes de la enfermedad de Behçet son los siguientes:

  • Úlceras en la boca
  • Úlceras en los genitales
  • Úlceras en otros lugares de la piel
  • Signos inflamatorios de los ojos: hinchazón, enrojecimiento, calor, dolor, dificultades visuales
  • Artritis: dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones
Las principales complicaciones, menos comunes, son las siguientes:

  • Meningitis: inflamación de las membranas que recubren el cerebro y la medula espinal
  • Coágulos sanguíneos
  • Inflamación del aparato digestivo
  • Ceguera
Los síntomas pueden aparecer, desaparecer y luego reaparecer. Cada una de las veces que el paciente tiene síntomas suele denominarse “brote”.

Diangóstico

El diagnóstico de la enfermedad de Behçet es difícil puesto que:

  • Los síntomas habitualmente no aparecen todos a la vez
  • Existen muchas otras enfermedades con síntomas parecidos
  • No existe una prueba diagnóstica específica de la enfermedad
Sin embargo, se han desarrollado un conjunto de criterios de diagnóstico clínico para la enfermedad de Behçet, que son los siguientes:

  • Úlceras en la boca, al menos tres veces en los últimos 12 meses
  • Dos cualesquiera de los siguientes:
    • Úlceras genitales que aparecen y desaparecen
    • Inflamación ocular con pérdida de visión
    • Úlceras cutáneas de cualquier localización
    • Prueba cutánea del “pinchazo” positiva: aparición de pequeñas úlceras o ampollas a las 24-48 horas después de pinchar la piel con una aguja estéril
El diagnóstico puede no ser evidente durante largo tiempo puesto que pueden pasar meses o años hasta la aparición de todos los síntomas clave. La enfermedad de Behçet afecta a varias partes distintas del cuerpo, de manera que no es infrecuente que el paciente haya acudido a diferentes especialistas a lo largo del tiempo: dermatólogos (por las úlceras cutáneas), reumatólogos (por la artritis), oftalmólogos (por los problemas oculares y visuales), ginecólogos (por las úlceras en los genitales femeninos), urólogos (por las úlceras en los genitales masculinos).

Tratamiento

El objetivo del tratamiento de la enfermedad de Behçet es reducir el dolor y prevenir las complicaciones graves. Las terapias más habitualmente empleadas son las siguientes:

  • Corticosteroides, para reducir la inflamación y el dolor
  • Inmunosupresores, para controlar la respuesta del sistema inmunitario, reducir la inflamación y prevenir los brotes de la enfermedad
  • Reposo durante el brote
  • Ejercicio moderado, del tipo de natación o caminar, durante los periodos de remisión, o desaparición de los síntomas, del brote
Puesto que suele ser necesario consultar periódicamente con otros especialistas, es importante que sea un único médico, por ejemplo el médico de familia, el responsable de la planificación del tratamiento y las visitas de seguimiento de cada paciente.

En la actualidad no existe una cura definitiva para la enfermedad de Behçet, pero la mayoría de pacientes puede tener bajo control sus síntomas gracias al tratamiento.




Comentarios

ana rakel llumiguano
2013-11-05 08:45:33
saber mas de behcet


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.