Especialidades Médicas- Cirugía


Amigdalectomía
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 7 de marzo 2008
La amigdalectomía y la adenoidectomía realizadas por el pediatra o el otorrinolaringólogo, se encuentran entre los procedimientos de cirugía pediátrica más frecuentes

La amigdalectomía es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de las amígdalas.

Las amígdalas son dos órganos carnosos y prominentes que se encuentran a ambos lados del fondo de la boca y tienen una función defensiva. No obstante, en algunas personas, especialmente niños, las amígdalas son de mayor tamaño y funcionan de forma menos eficaz, favoreciendo las infecciones de garganta y oído. Al ser más grandes, también pueden bloquear parcialmente la vía respiratoria.

¿Cuándo está indicada?

La extirpación de las amígdales solamente se lleva a cabo cuando se produce con gran frecuencia inflamaciones e infecciones de las amígdalas (amigdalitis) o éstas son graves y pueden repercutir en el estado de salud general.

También está indicada la amigdalectomía cuando el tamaño agrandado de las amígdalas o su asimetría interfiere en la respiración. Se puede acompañar de una adenoidectomía (la extirpación de las glándulas adenoides).

La operación

La disección y extracción de las amígdalas se realiza bajo anestesia general y a través de la boca (no se hacen incisiones en la piel). La zona de donde se han extraído las amígdalas cicatriza por sí misma en un par de semanas.

El niño suele ser dado de alta el mismo día de la intervención, excepto en menores de 3 años o niños con enfermedades crónicas, que deben permanecer como mínimo 24 horas en el hospital.

Cuidados posteriores

En el lugar en que se encontraban las amígdalas puede observarse unas crostas blanquecinas como resultado de la cicatrización (no significan infección). También se puede tener dolor de garganta y oído que puede ser tratado con los analgésicos prescritos por el médico. Otras medidas a tomar son:

- la alimentación precoz tras la intervención ayuda a estimular la curación y a disminuir el dolor de garganta. Los líquidos fríos, los helados, los purés y los alimentos semisólidos son una buena elección. Los líquidos ácidos como los zumos de frutas no son recomendables puesto que el ácido suele causar malestar.

- la primera semana tras la intervención se recomienda reposo relativo o actividades ligeras.

La recuperación completa se produce a las dos semanas.




Comentarios

blanca urgiles
2010-04-19 06:20:49
saludos, soy oriunda de Ecuador en la actualidad estoy pasando por la menospausia, y he consumido isoflavonas por casi dos años, sin embargo los sintomas al principio bajaron en intensidad, pero hoy y desde hace un año siguen igual, mi pregunta es ¿se puede hacer resistente a esos productos de soja?atte blanca


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.