Enfermedades - Obstetricia y Ginecología


Qué es la mola hidatiforme
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 14 de septiembre 2009
La mola hidatiforme, o embarazo molar, es la variante más benigna de la enfermedad trofoblástica del embarazo, un tipo de tumor que se desarrolla en lugar de una gestación, en los tejidos en donde debía desarrollarse la placenta y el embrión

El tumor trofoblástico del embarazo, un cáncer poco común en la mujer, es una enfermedad en la cual crecen células cancerosas, malignas, en los tejidos que se forman después de la concepción, es decir, después de la unión del espermatozoide y el óvulo. Los tumores trofoblásticos del embarazo se originan dentro del útero, el órgano hueco y musculoso en forma de pera en el cual se desarrolla el feto. Este tipo de cáncer ocurre durante los años en que la mujer puede tener hijos. Hay dos tipos de tumores trofoblásticos del embarazo:

·         mola hidatiforme y

·         coriocarcinoma

Si la paciente tiene una mola hidatiforme, también llamada embarazo molar, ya se han unido el espermatozoide y el óvulo, pero sin que se haya desarrollado un feto en el útero. En su lugar, el tejido que se forma se asemeja a quistes parecidos a un racimo de uva. La mola hidatiforme no se disemina fuera del útero a otras partes del cuerpo. Sin embargo sí que puede afectar al músculo den útero, o miometrio, denominándose entonces mola invasora o “coriocarcinoma destruens”.

Si la paciente padece de coriocarcinoma, el tumor puede haberse originado de una mola hidatiforme o de tejido que queda en el útero después de un aborto o de un parto. El coriocarcinoma puede diseminarse del útero a otras partes del cuerpo, lo que se denomina metástasis. Hay un tipo muy poco común de tumor trofoblástico del embarazo que se origina en el útero, donde se encontraba pegada la placenta. Este tipo de cáncer se llama enfermedad trofoblástica de sitio placentario.

Diagnóstico

El tumor trofoblástico del embarazo no es siempre fácil de encontrar. En sus etapas iniciales, la enfermedad puede parecer un embarazo normal. La paciente debe ver al médico si tiene hemorragia vaginal, no menstrual, o si está embarazada y no siente el movimiento del feto en el momento esperado.

Si hay síntomas, el médico puede llevar a cabo varios exámenes para determinar si la paciente tiene tumor trofoblástico del embarazo, empezando generalmente con la exploración ginecológica pélvica. El médico hace una palpación para detectar masas, deformaciones o cambios en el tamaño del útero.

A continuación puede realizar una ecografía, una exploración en la que se usan ondas de sonido para detectar tumores. También se puede realizar un análisis de sangre en busca de niveles altos de una hormona llamada gonadotropina coriónica humana beta (beta HCG), que se encuentra presente durante el embarazo normal. Si la paciente no está embarazada y la hormona se encuentra presente en la sangre, puede ser un signo de tumor trofoblástico del embarazo.

Una vez detectado el tumor trofoblástico del embarazo, se hacen más pruebas para determinar si el cáncer se ha diseminado desde el interior del útero a otras partes del cuerpo, para clasificarlo por estadíos. El médico necesita saber el estadío en el que se encuentra la enfermedad para planificar el tratamiento adecuado.

Tratamiento general

La probabilidad de recuperarse o pronóstico, y la selección del tratamiento dependen del tipo de tumor trofoblástico del embarazo, de si se ha diseminado a otros lugares y del estado general de salud de la paciente.

Hay tratamiento para todas las pacientes con tumor trofoblástico del embarazo. Se emplean dos tipos básicos de terapia:

·         cirugía (extirpación del cáncer) y

·         quimioterapia (uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas).

La dilatación y curetage (D y C) es una técnica quirúrgica con evacuación por succión, que consiste en expandir el orificio cervical o abertura del útero a través del cuello uterino, con el fin de extraer el material del interior del útero con un pequeño aparato, semejante a una aspiradora. Las paredes del útero entonces se raspan suavemente para extraer cualquier material que pueda quedar en el útero. Este procedimiento se usa solamente en casos de embarazos molares.

La histerectomía, que es una intervención quirúrgica en la que se extrae el útero. Los ovarios por lo general no se extraen como parte del tratamiento de esta enfermedad.

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar las células cancerosas. La quimioterapia se puede tomar en forma oral o se puede introducir en el cuerpo con una aguja insertada en una vena o en un músculo. Se dice que la quimioterapia es un tratamiento sistémico porque los medicamentos se introducen en la corriente sanguínea, viajan a través del cuerpo y pueden eliminar las células cancerosas que se encuentran fuera del útero. La quimioterapia puede administrarse antes de la cirugía, después de ella o por sí sola.

La radioterapia consiste en el uso de rayos X de alta energía para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radiación puede provenir de una máquina externa al cuerpo (radioterapia de haz externo) o de materiales que producen radiación (radioisótopos) colocados en el área donde se encuentran las células cancerosas por medio de catéteres (radiación interna).

Tratamiento de la mola hidatiforme

 El tratamiento puede ser cualquiera de los siguientes:

1. Extracción de la mola empleando dilatación y curetage (D y C) y evacuación por succión.

2. Cirugía para extirpar el útero (histerectomía).

Después de la cirugía, el médico supervisa concienzudamente a la paciente mediante análisis de sangre periódicos para asegurarse de que el nivel de beta-HCG baje a los niveles normales. Si la concentración sanguínea de beta-HCG aumenta o no baja al nivel normal, deben solicitarse otras exploraciones para determinar si el tumor se ha diseminado. El tratamiento entonces depende de si hay enfermedad metastásica o no. Si hay metástasis normalmente se asocia quimioterapia y en ocasiones radioterapia.



Comentarios

Fath
2017-09-08 06:30:21
Hola en el mes de Junio me hicieron mi primer AMEU y luego en julio, después de una hemorragia tuvieron que e hacerme un 2do. Las patologías salen benignas, pero los niveles de HCG están aumentando, lento pero aumentando, Ya empeze las quimioterapias y tengo Fe que todo irá muy bien

Abi
2017-09-05 06:39:20
Hola chicas hace 5 meses me diagnosticaron mola y alas semanas me hicieron el raspado, todos los resultados dieron negativos hasta la semna pasada que el porcentaje subio , y ala otra semana volvio a bajar pero no dio negativo mi medico dice que me quede tranquila que hago? Tengo mucho miedo

Paula
2017-08-01 06:11:12
Hola mi nombre es Paula el ano pasado quede embarazada por primera vez comencé con pérdidas ya en la semana 5 a la semana 7 me diagnosticaron una mola me hicieron un legrado con aspiración luego comencé mis controles y la anatomía patológica diagnostico un coriocarcinoma comencé a atenderme en el hospital alemán hice quimioterapia durante 6 meses hoy estoy muy bien y con los controles

Alexandra
2017-06-19 06:34:19
OlA soy Mayra tengo 19 años me hice la ecografia a las 4 cemanas al pareser todo estaba bien Y despues me hice a las 10 cemanas otro eco y me salio Mola hidatiforme Senti q mi vida se acababa me hisieron un legrado Y salio q no salio todo y aora estoy con tratamiento Animos Q si salremos adelante

lupita
2017-03-20 07:29:28
Después de una histerectomia por mola hidateforma cuanto tiempo se sigue analizando la hormona beta

Mar
2017-03-14 15:19:00
Mi primer embarazo, fue una mola hidatiforme.La primea ecografia a las 9 semanas parecia de un embrión normal. La segunda lo mismo. Cuando creía que podía estar en el quinto mes de gestación, se comprobó que era inviable (incompatible con la vida) y me hicieron varios legrados para sacar aquello. Tuve que estar 1 año en tratamiento con metotrexato. Después he tenido dos hijos totalmente normales, que tienen ahora 7 y 13 años. Animo. La vida es maravillosa


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.