Artículos de Medicina 21


El puerperio
Autor: Dra. Mercè Piera - 11 de septiembre 2000
El puerperio es el periodo de tiempo que sigue al parto

La mujer después del parto siente un gran cansancio y la necesidad de dormir. Es conveniente que en las primeras horas no tenga excesivas visitas.

También puede notar algunas molestias a nivel de los puntos de la episiotomía y pequeñas contracciones uterinas (entuertos) debidas al hecho de que el útero está reduciendo su volumen.

Durante las primeras horas posteriores al parto es conveniente el descanso de la partera

Es frecuente notar una pequeña dificultad para orinar en estas primeras horas que se corrige sin problemas.

El personal sanitario de la clínica u hospital es quien se encarga de controlar la tensión arterial, la temperatura y las pérdidas de sangre.

AlimentaciónEs aconsejable iniciar la alimentación con líquidos (zumos, caldo, leche). Más adelante se empieza con alimentos sólidos, ricos en residuos y fáciles de digerir ya que la primera deposición suele retrasarse.

Durante la lactancia no debe seguirse ninguna dieta para perder pesoSi se da de mamar al niño, es hay que intentar ningún régimen para perder peso, ya que el organismo tiende a retener líquidos para garantizar una buena secreción de leche. Una vez interrumpida la lactancia, una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico facilitarán la recuperación del peso habitual.

Higiene personalLa limpieza corporal puede iniciarse enseguida. El cabello puede lavarse tan pronto como se desee. Respecto a la inmersión del cuerpo en la bañera, es mejor posponerla al final de la cuarentena, con la finalidad de evitar la entrada de agua en el útero.

Cambios físicosCon el parto se pierden unos 5-7 kgs de peso que corresponden al peso del niño, placenta y líquido amniótico. Durante el puerperio se pierden de 2 a 3 kgs más.

Los cambios en la piel van desapareciendo lentamente.

Ya con el parto se pierden aproximadamente unos 6 kilosLos loquios son las pérdidas de sangre por la vagina que se producen durante el puerperio. Al principio son de sangre con algún coágulo, poco a poco se van haciendo más escasos y de color más claro. Hacia la tercera semana se pueden producir pérdidas más intensas pero de corta duración que no han de ser motivo de alarma.

Recuperación físicaLa mujer después del parto nota que la piel del abdomen tiene arrugas y está más fláccida. Los pechos han aumentado de volumen y la cintura se ha ensanchado. Poco a poco irá recuperando su anterior figura.

Durante los primeros días después del parto se elimina el exceso de líquido percibiéndolo la mujer como si se desinflara.

Con el tiempo se recupera la figuraUna vez establecida la lactancia se puede empezar con ejercicios físicos que contribuyan a restablecer el tono muscular del abdomen, pelvis y periné. También ayudan a la evacuación del intestina, de la vejiga y activan la circulación de las piernas. Los ejercicios deben ser suaves al principio y posteriormente puede hacerse una tabla de ejercicios completa.

Lactancia maternaEs evidente que siempre que se pueda y se desee, la lactancia materna es preferible por las indudables ventajas que suponen para el recién nacido.

Las glándulas mamarias se preparan durante el embarazo para la lactancia. A las pocas horas del parto ya se puede poner al niño al pecho para satisfacer su instinto de succión y favorecer la producción de calostro. A las 36-72 horas del parto, el calostro es sustituido por la leche coincidiendo con el aumento de volumen de las mamas.

Durante la lactancia es importante ingerir líquidos con asiduidadDurante la lactancia conviene aumentar la ingesta de líquidos evitando las bebidas alcohólicas y el exceso de café, colas, etc.

Debe evitarse también alimentos como los espárragos, las alcachofas y las coles porque dan mal sabor a la leche.

Cada mamada no tiene que durar más de 20 minutos, ya que un tiempo superior favorece a que los pezones se ablanden demasiado y aparezcan las molestas grietas. Después de cada toma debe secarse cuidadosamente los pezones. 

Motivos de alarma para avisar al médicoInfección puerperal: flujo vaginal maloliente y fiebre. Mastitis: fiebre alta con dolor mamario y zona enrojecida en el pecho. Infección urinaria: micción frecuente y acompañada de escozor. Depresión posparto: comportamiento anómalo y trastornos de la personalidad



Comentarios

monica
2011-12-12 07:20:33
es peligroso un segundo parche de sangre , y la causa de las cefaleas es la mala técnica del anestesista??????


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.