Artículos de Medicina 21


Fumadores pasivos
Autor: Dra. Mercè Piera - 30 de mayo 2000
El humo ambiental del tabaco contiene aproximadamente 4.700 componentes químicos, de los cuales al menos 43 se han demostrado tóxicos y carcinogénicos. La población no fumadora esta expuesta a estos componentes tóxicos que se emiten en el humo del tabaco de las personas fumadoras

La exposición involuntaria al humo ambiental del tabaco (el tabaquismo pasivo) está provocando un serio problema de salud pública. Esta exposición supone un riesgo considerable por la morbi-mortalidad que genera en la población no fumadora. El impacto que el humo del tabaco ambiental tiene sobre la mortalidad humana es dos veces mayor que el impacto producido por el conjunto de todos los contaminantes ambientales reconocidos como tóxicos y que son objeto de control.

Los niños son los principales afectados

Numerosos estudios epidemiológicos han puesto de manifiesto los efectos nocivos que el humo ambiental del tabaco tiene para la salud de la población no fumadora. Así, esta población tiene un riesgo aumentado de padecer cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

La población infantil acusa ostensiblemente la exposición al humo ambiental del tabaco, sufriendo con más frecuencia dolencias de tipo respiratorio como neumonías y bronquitis, reducción significativa de la función respiratoria, asma y otitis. Asimismo, durante el embarazo y la lactancia se han evidenciado los efectos nocivos del tabaquismo pasivo en la descendencia de madres no fumadoras.

Los fumadores pasivos presentan un mayor riesgo de sufrir cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias y cardiovasculares

Los niños, que están sometidos al humo del tabaco ambiental, presentan una mayor incidencia de infecciones de las vías respiratorias altas, otitis media, sinusitis, bronquitis, neumonías, cataratas, cólicos postprandiales etc.

Los adultos no fumadores, presentan un incremento del número de casos de cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Cómo proteger a la familia en casa

·         Evite que se fume en casa.

·         Si algún miembro de la familia insiste en fumar en la casa, pídale que no fume cerca de los niños.

·         Si algún miembro de la familia insiste en fumar en la casa, abra las ventanas para mejorar la ventilación.

Sugerencias para los fumadores

·         Si usted todavía desea fumar, por favor respete la salud do los demás. No los dañe con su humo.

·         No fume cerca de los niños.

·         Si usted está embarazada deje de fumar y trate de evitar los sitios en que se fuma.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.