Artículos de Medicina 21


Los niños, a dormir boca arriba
Autor: Dr. Salvador Giménez - 24 de febrero 2000
El riesgo de muerte súbita infantil parece relacionarse especialmene con poner a dormir a los niños acostados boca abajo

Cuando muere un niño, no conocer la causa de la muerte representa una tragedia para los padres. El síndrome de muerte súbita infantil o del lactante (SMSI) es el término que se utiliza cuando un niño muere súbitamente sin causa aparente antes de la edad de un año. En los países desarrollados, el SMSI es la causa más común de muerte infantil entre el mes y el año de edad.

Aunque un gran variedad de investigaciones médicas han sugerido factores de riesgo biológicos y ambientales para este síndrome, no existe información definitiva acerca de su causa exacta. Numerosos estudios en todo el mundo han indicado que los niños puestos a dormir sobre su estómago, boca abajo (posición "prona") tienen un mayor riesgo de SMSI. Si bien la posición más frecuente para poner los niños a dormir varía de un país a otro, existe una recomendación internacional actual para intentar convencer a los padres de poner a dormir al niño en posición "supina", es decir, acostado dobre su espalda, boca arriba.

Recientes estudios relacionan una reducción en la incidencia de SMSI con el aumento del número de niños que duermen acostados sobre su espalda, gracias al mensaje y la recomendación repetido y continuado de las agencias gubernamentales y sociedades científicas al respecto.

Factores de riesgo para el SMSI

Los investigadores no conocen las causas del SMSI. Sin embargo han identificado diferentes factores que aumentan su riesgo:

·         niños que duermen boca abajo

·         niños expuestos al humo del tabaco

·         madres que fuman durante el embarazo

·         madres de menos de 20 años de edad en su primer embarazo

·         niños nacidos de madre que no han acudido a las visitas de control del embarazo o lo han hecho tarde

·         recién nacidos prematuros o de bajo peso al nacer

·         meses de tiempo frío

·         recién nacidos de sexo masculino

“Recientes estudios relacionan una reducción

en la incidencia de SMSI con el aumento del número de niños

que duermen acostados sobre su espalda”

Recomendaciones para reducir el riesgo

Aunque no existe una forma definitiva para prevenir el SMSI, posibles formas pare reducir su riesgo son:

·         poner al niño a dormir boca arriba

·         buen control durante todo el embarazo

·         no fumar durante el embarazo

·         ambiente doméstico sin humo de tabaco

·         poner un colchón duro en la cuna y no colocar materiales blandos, como almohadas o sábanas bajo el niño

·         no aumentar la temperatura del niño abrigándolo demasiado, dándole un biberón o una comida muy caliente o con una temperatura de la habitación demasiado elevada

·         lactancia materna

·         acudir a las revisiones y a las vacunaciones periódicas

·         observar más atentamente al niño durante varios días después de cualquier enfermedad, por leve que parezca




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.