Artículos de Medicina 21


Cómo reconocer la bulimia
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 0 de 0000
La bulimia nerviosa suele diagnosticarse más tardíamente que la anorexia ya que la persona afectada de bulimia tarda más en acudir al médico, no presenta pérdida de peso y oculta sus conductas anómalas

La bulimia nerviosa suele diagnosticarse más tardíamente que la anorexia ya que la persona afectada de bulimia tarda más en acudir al médico, no presenta pérdida de peso y oculta sus conductas anómalas.

El enfermo de bulimia presenta característicamente:

El atracón: Es una ingesta masiva y desaforada de alimentos de hasta 15000 o 20000 calorías, durante un tiempo variable en el que el paciente experimenta la pérdida de control y gran dificultad para cesar de comer. Su frecuencia es variable, de 1 o 2 al mes, a todos los días e incluso varias veces al día.

No se come por hambre, se pierde el placer de comer y saborear, se hace de una forma sucia y desordenada, incluso se llega a realizar de una forma “salvaje”, con las manos y apretando la comida en la boca, sin masticar, etc. Es fácil diferenciar el atracón de lo que es comer mucho.

El final se produce por cansancio físico, por acabarse la comida o por malestar, con nauseas, vómitos y dolor de vientre.

Las conductas compensatorias: Tales conductas están destinadas a impedir el aumento de peso. Utilizan varios métodos: El 80-90% se inducen el vómito tras el atracón generalmente por la introducción de los dedos en la boca hasta la garganta. Con el tiempo va resultando más fácil su provocación, llegando incluso a realizarlo sólo con la compresión del estómago. Otros mecanismos son el abuso de laxantes y diuréticos, consumo de fármacos que quitan el apetito, la realización de ejercicio físico excesivo o el ayuno.

Tras el episodio el paciente se siente malhumorado, triste, autocompasivo y menospreciable.

Excesiva preocupación por el esquema corporal: Tienen pensamientos erróneos respecto su peso, figura y sufren una distorsión en la percepción y valoración de su propia imagen. Poseen una conciencia de su enfermedad mucho más clara que las anoréxicas. Esa conciencia sobre lo anómalo de su forma de comer, las lleva a hacerlo de escondidas sin que nadie las vea.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.