Artículos de Medicina 21


Intolerancia a la lactosa
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 10 de diciembre 2007
La intolerancia a la lactosa es debida al déficit de la enzima lactasa

La mala digestión de la lactosa, frecuente entre la población adulta, es debida a la deficiencia de lactasa, enzima que se encuentra a nivel del intestino delgado.

La deficiencia de lactasa puede deberse a una deficiencia genética, a un deterioro de la mucosa intestinal bien por la presencia de enfermedades locales o por la toma de medicamentos (laxantes, antibióticos), y a consecuencia del envejecimiento.

La ingestión de lactosa por parte de personas intolerantes produce dolor abdominal, diarrea y flatulencia

La lactasa fragmenta la lactosa en glucosa y galactosa, monosacáridos que son absorbidos a nivel del intestino delgado.

Cuando se produce un déficit de lactasa, la lactosa ingerida, pasa sin fragmentarse hasta el intestino grueso, lugar donde es hidrolizada por la lactasa y beta-galactosidasa bacterianas. A este nivel los monosacáridos no son absorbidos, sino fermentados a ácidos grasos de cadena corta y a ácido láctico, produciendo irritación de la mucosa del colon y aumento de la motilidad del mismo. Además, la lactosa no hidrolizada disminuye, por efecto osmótico, la absorción de agua y electrolitos, causando una deposición líquida con emisión de gases. Por lo tanto, la ingestión de lactosa por parte de personas intolerantes produce dolor abdominal, diarrea y flatulencia.

Alimentos como el yogur o las leches que contienen bifidobacterias mejoran la absorción de lactosa en personas intolerantes a la misma

Alimentos como el yogur o las leches que contienen bifidobacterias mejoran la absorción de lactosa en personas intolerantes a la misma. Esto se debe a que estos microorganismos sintetizan lactasa, la cual hidroliza la lactosa a nivel del intestino delgado.

Las personas intolerantes a la lactosa que no soportan el sabor ácido del yogur o de las leches fermentadas pueden optar por un tratamiento con productos probióticos, lo cual les supone el poder tomar alimentos lácteos menos ácidos que el yogur sin sufrir los síntomas de intolerancia a la lactosa.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.