Artículos de Medicina 21


Hepatitis víricas: de la A a la E
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 28 de julio 2016
La hepatitis es la inflamación del hígado. Existen diferentes virus que causan hepatitis víricas. Se denominan virus de la hepatitis A, B, C, D y E

La hepatitis es la inflamación del hígado. Cuando un virus es el responsable se habla de hepatitis víricas y actualmente se conocen varios tipos de virus productores de hepatitis: el A, el B, el C, el D y el E, aunque muy probablemente hay más. Todos estos virus son capaces de producir hepatitis víricas agudas, de corta duración. Los virus de la hepatitis B, C y D también son capaces de producir hepatitis crónica, en donde la infección es prolongada, en ocasiones dura toda la vida. Existen otros virus que también pueden causar hepatitis, pero todavía han de ser descubiertos y son, por tanto, causas raras de esta enfermedad

Síntomas de la hepatitis vírica:
 
·        Ictericia: color amarillento de la piel y los ojos

·        Fatiga

·        Dolor abdominal

·        Pérdida del apetito

·        Náusea

·        Diarrea

·        Vómitos                  

Sin embargo, algunos pacientes no tienen síntomas hasta que la enfermedad está avanzada.


Hepatitis A

La hepatitis A se disemina habitualmente a través de los alimentos o el agua contaminados por las heces de una persona infectados. Raramente disemina a través del contacto directo con sangre infectada.

Se encuentran en situación de riesgo los viajeros internacionales, las personas que viven en áreas donde las epidemias de hepatitis A son frecuentes, las personas que viven con un paciente infectado o que mantienen relaciones sexuales con un paciente infectado, y durante las epidemias los niños y los empleados de guarderías, los varones homosexuales sexualmente activos y los drogadictos por vía intravenosa.

Prevención

Vacunarse contra la hepatitis A. Evitar el consumo de agua que no esté embotellada cuando se realizan viajes internacionales. Mantener unos buenos hábitos de higiene y sanitarios.

Tratamiento

Habitualmente la hepatitis A se resuelve por sí misma en unas pocas semanas.


Hepatitis B

La hepatitis B se disemina por contacto con sangre infectada, por mantener relaciones sexuales con un paciente infectado y de la madre al hijo durante el parto.

Se encuentran en situación de riesgo los drogadictos por vía intravenosa, los que mantienen relaciones sexuales con una persona infectada, los varones homosexuales, los hijos de inmigrantes de áreas donde la enfermedad es endémica, los que viven con una persona infectada, los hijos de madres infectadas, el personal sanitario y los pacientes sometidos a hemodiálisis.

Prevención

Vacunarse contra la hepatitis B

Tratamiento

El tratamiento farmacológico con interferón alfa o lamivudina


Hepatitis C

La hepatitis C se disemina principalmente por contacto con sangre infectada y menos frecuentemente por contacto sexual y a través del parto.

Son población de riesgo los drogadictos por vía intravenosa, los pacientes sometidos a hemodiálisis, el personal sanitario, los que mantienen relaciones sexuales con una persona infectada, los que tienen múltiples compañeros sexuales, los hijos de madre infectada y los que recibieron una transfusión de sangre o productos sanguíneos antes de julio de 1992 o factores de la coagulación producidos antes de 1987.

Prevención

No existe vacuna contra la hepatitis C. La única forma de prevenir la enfermedad es reducir el riesgo de exposición al virus. Esto significa evitar comportamientos de riesgo como compartir jeringuillas o artículos de higiene personal del tipo de cepillos de dientes, maquinillas de afeitar y cortaúñas con una persona infectada.

Tratamiento

El tratamiento farmacológico con interferón alfa o el tratamiento combinado con interferón y el fármaco ribavirina y los nuevos fármacos antivíricos.


Hepatitis D

La hepatitis D (virus delta) se disemina a través del contacto con sangre infectada. Esta enfermedad aparece solo en personas que ya están infectadas por el virus de la hepatitis B.

Se encuentran en riesgo los ya infectados por hepatitis B. Los drogadictos por vía intravenosa que ya padecen hepatitis B presentan el riesgo más elevado. Los que tienen hepatitis B también tienen mayor riesgo si mantienen relaciones sexuales con una persona infectada con hepatitis D o si viven con una persona infectada.

Prevención

Vacuna contra la hepatitis B en los que todavía no están infectados. Evitar la exposición a la sangre infectada, las agujas contaminadas y los objetos de higiene personal de una persona infectada (cepillos de dientes, maquinillas de afeitar, cortaúñas).

Tratamiento

El tratamiento farmacológico con interferón alfa.


Hepatitis E

La hepatitis E se disemina a través de los alimentos o del agua contaminados por las heces de una persona infectada.

Son grupos de riesgo los viajeros internacionales, los que viven en áreas donde las epidemias de hepatitis E son frecuentes, así como los que viven o mantienen relaciones sexuales con una persona infectada.

Prevención

No existe vacuna frente a la hepatitis E. La única forma de prevenir la enfermedad es reducir el riesgo de exposición al virus. Esto significa evitar el consumo de agua no embotellada cuando se viaja internacionalmente y mantener unos buenos hábitos higiénicos y sanitarios.

Tratamiento

Generalmente la hepatitis E se resuelve espontáneamente tras varias semanas o meses.


Otras causas de hepatitis víricas

Algunas causas de hepatitis víricas no pueden ser atribuidas a ninguno de los virus de la hepatitis hasta ahora conocidos, y se denominan hepatitis no A, no B, no C, no D, no E, o hepatitis X. Los científicos han identificado varios virus candidatos a ser responsables de las mismas, pero aún no han demostrado serlo, por lo que la investigación en busca de más virus productores de hepatitis X continúa.




Comentarios

boni
2015-06-19 10:57:18
me ha servido de mucha ayuda

debbie loza
2009-09-23 06:37:39
epidemiologia de la hepatitis e


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.