Artículos de Medicina 21


No fume, gracias
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 11 de enero 2008
Cuando alguien fuma, todos a su alrededor fuman

Hoy en día está más que claro que el tabaco se relaciona con numerosos problemas de salud: cáncer de pulmón y otros cánceres, enfermedades pulmonares, enfermedades cardíacas y cardiovasculares, etc. Así como va aumentando el conocimiento médico sobre las consecuencias que tiene el tabaco sobre la salud, el interés sanitario se ha extendido también a los inocentes no fumadores que se encuentran alrededor de los fumadores, a quienes se ha denominado "fumadores pasivos".

Los fumadores pasivos tienen prácticamente los mismos riesgos de enfermedad por el tabaco que los fumadores activos: enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas y cardiovasculares. La principal diferencia es que el fumador pasivo no fuma por voluntad propia.

Podría decirse que el riesgo para el fumador pasivo es doble: inhala el humo procedente del tabaco y el humo exhalado por el fumador. El extremo encendido de un cigarrillo libera al aire compuestos químicos, entre los que se encuentran productos tóxicos y carcinógenos o sustancias que causan cáncer. Estas sustancias químicas se mezclan en el aire con el humo exhalado por el fumador y crean un ambiente tóxico para cualquiera que se encuentre en la proximidad del fumador, especialmente para los niños.

"Los fumadores pasivos tienen prácticamente

los mismos riesgos de enfermedad por el tabaco

que los fumadores activos:

enfermedades respiratorias, cáncer de pulmón

y enfermedades cardíacas y cardiovasculares"

Peligros para el fumador pasivo

·         El humo de un cigarrillo encendido contiene numerosos carcinógenos, sustancias químicas y tóxicas, entre las que se incluyen el alquitrán, el monóxido de carbono, los fenoles, el amonio, el formaldehido, los bencenos, la nitrosamina y la nicotina.

·         El humo de un cigarrillo encendido no está filtrado y contiene dos veces más alquitrán y nicotina que el humo que inhala el fumador a través del filtro del cigarrillo.

·         Cada año muere de cáncer de pulmón un cierto número de fumadores pasivos

Peligros para los niños

·         Las madres que fuman durante el embarazo tienen mayor riesgo de tener hijos que nacen con bajo peso

·         Existe una mayor probabilidad de síndrome de muerte súbita infantil si la madre es fumadora o fuma alguien en el hogar

·         Los niños con asma expuestos al humo del tabaco tienen crisis de asma más frecuentes y más intensas.

·         Los niños expuestos al humo del tabaco tienen mayor riesgo de padecer enfermedades respiratorias como asma, bronquitis, resfriados, otitis media o neumonía.

Cómo protegerse

·         Que no fumen en su casa, y si es posible tampoco en su trabajo.

·         Que no fumen cerca de los niños o de personas con asma.

·         Que no fumen en lugares cerrados como el automóvil, puesto que aumenta considerablemente la concentración de sustancias químicas y tóxicas peligrosas.

·         Pase el mínimo tiempo posible en ambientes con humo de tabaco, como bares y domicilios de personas que fuman.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.