Artículos de Medicina 21


Alergias de invierno: el polen de ciprés
Autor: J.R. - Revisado: 16 de enero 2014
La primavera es la estación tradicionalmente asociada a las alergias. No obstante, el mes de enero y febrero tiene lugar la floración de los cipreses. Durante las últimas décadas, el número de casos por alergias al polen de ciprés se ha disparado en todo el país

Polinosis de invierno
Si hasta hace unos años, la alergia al polen de ciprés era relativamente poco conocida, ahora todos los alergólogos saben muy bien qué son las cupresáceas. De hecho, las visitas por polinosis de invierno han aumentado un 30% durante los últimos quince años. El problema es mayor para los alérgicos residentes en las ciudades, pues el efecto de los pólenes se suma al de los agentes contaminantes de vehículos y calefacciones.
 
Este aumento de la alergia al polen de ciprés se debe a que durante los últimos 20 años, el volumen de polen de ciprés por metro cúbico de aire se ha multiplicado por 25; algunos inviernos se han llegado a registrar 1.000 granos de polen por metro cúbico de aire, algo impensable hace dos décadas (la cantidad media era de 50/m3). Los pólenes de los árboles de invierno no provocaban tantos problemas; no obstante, los inviernos más suaves de los últimos años, con más días de sol y temperaturas suaves, han favorecido el aumento de los pólenes, así como la floración más temprana de especies que solían florecer en primavera. Por otra parte, los inviernos actuales tienen cambios más extremos. Si antes había un “veranillo de San Martín” o un “veranillo de San Miguel” ahora hay varios durante el año, lo cual favorece la floración de especies alergénicas. Esto explica que los los niveles de pólenes de cupresáceas (arizónicas y cipreses) se haya disparado durante los últimos años, con el consiguiente aumento de casos de alergias o polinosis de invierno.
 
Alergia al polen de cupresáceas: tratamiento
Dado que la polinización del ciprés comienza en pleno invierno, este tipo de alergia suele confundirse con un resfriado común. Los síntomas más habituales son estornudos, mucosidad, congestión nasal, conjuntivitis, tos seca, disnea y sensación de opresión en el pecho. Los síntomas se prolongan dos o tres meses, no unos días o semanas como ocurre con otros tipos de plantas. Según los expertos, el primer paso para tratar este tipo de alergia es reconocer que se padece una alergia y no un resfriado o una bronquitis común. Una vez identificado el problema, existen vacunas contra este tipo de alérgenos que pueden ser muy eficaces. La vacunación por medio de alérgenos o inmunoterapia, consiste en administrar regularmente dosis del alérgeno con el fin de disminuir o eliminar la sensibilidad al alérgeno.
 
Los niveles de pólenes actualizados por provincia pueden consultarse en la página web de la Sociedad Española de Alergología. La previsión de niveles de polen para Catalunya puede consultarse aquí.



Comentarios

Eva
2015-02-26 12:48:48
Es cierto...yo llevo 15 dias con tos seca y flojera !!fatal!! y ya harta voy al medico al ver q no mejoro y me suelta que es claramente una tos alergica...hechas las pruebas resulta que es a los cipreses...QUE ESTAN POR TODAS PARTES, porque las famosas arizonicas SON CIPRESES!!! en fin...de acuerdo con los comentarios...cuando dinero se ahorraria si se usaran plantas autóctonas y no plantar de cualquier modo...

jordi cerda
2014-11-06 07:23:14
los tengo frente a mi casa y hace un momento me he tenido que ir a la farmacia a por bilina por que me mataba el picor de ojos, ni vacunas ni nada, un suplicio.

olga blasco
2014-03-07 07:16:00
Yo también soy alérgica al ciprés. Comparto totalmente la opinión de Antonio Molinero. En Barcelona puedes encontrar estos árboles por todas partes. En mi caso los síntomas no se limitan a los 2 meses de máxima polinizacion, se manifiestan mucho antes. Actualmente me estoy vacunando aunque me gustaria saber si servirá de algo. Olga Blasco

Antonio Molinero
2014-02-26 12:55:19
Mi hija y yo padecemos de alergia al polen del ciprés. A pesar de estar vacunado y hacer uso apropiado de antihistamínicos, en los días de mayor concentración (suele ser todo febrero y marzo)esta alergía nos afecta de forma considerable siendo dos meses con una calidad de vida muy mermada. Mis preguntas son dos: ¿Se conoce el porcentaje de personas afectadas por la alergia al polen del ciprés (en Barcelona mejor)?. Dado que el ciprés no es una planta autóctona sino que fue introducida y últimamente usada como seto y planta ornamental, ¿No cree que estaría justificado una acción médica encaminada a solicitar a las autoridades un plan para reducir de forma significativa la presencia de esta planta?. A mí, a mi hija y a todo esas personas afectadas nos ahorraría un padecimiento de 2 meses (cómo mínimo)y nuestra sanidad pública se ahorraría una buena cantidad de dinero en atender a los enfermos, pruebas diagnósticas y farmacos. Un saludo Antonio Molinero


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.