Artículos de Medicina 21


El sueño en el bebé
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 30 de agosto 2011
El sueño del bebé es fundamental para su correcto desarrollo. Es imprescindible pues seguir las pautas naturales del sueño del bebé y sus necesidades.


Niños menores de 3 meses

En los primeros meses de vida, el bebé pasa la mayor parte del día durmiendo. En general el ritmo de vigilia-sueño es de 3-4 horas, se alternan pequeños periodos de tiempo en el que el niño está dormido o despierto. Principales recomendaciones:

- Distinción entre la luz típica del día y la oscuridad propia de la noche. El niño desde los primero meses debe asociar que de día hay luz (por ello hay que evitar que el niño duerma durante el día en completa oscuridad) y que cuando es de noche está completamente oscuro (así hay que evitar las pequeñas luces o las luces indirectas de otras habitaciones, que suelen emplearse durante la noche).

- Diferenciar el ruido habitual en el día y el silencio que reina en la noche. Durante el día el niño debe aprender a dormir con los ruidos habituales que hay en una casa, voces que conversan, música, ruidos típicos de la cocina...etc. En cambio durante la noche hay que procurar que los ruidos sean menos intensos, intentar bajar el volumen de la televisión, no elevar la voz... siempre sin exagerar. No se necesita un silencio sepulcral para que un bebé duerma.

- Establecer la rutina de cada día: un horario ordenado y repetitivo. Es muy aconsejable dejar el baño del niño para antes de su última toma de alimento. Después de que coma, esperar a que eructe, cambiarle el pañal y entonces ponerlo a dormir. Este será el momento para empezar a diferenciar el sueño de la noche del resto de los períodos de descanso que el niño ha realizado durante el día.

- El niño debe dormir en su cuco o cuna en la misma habitación que los padres pero nunca en la cama con ellos. Se recomienda el traslado del niño a su cuarto a partir de los tres meses.

Niños de los 3 a los 6 meses

Generalmente después de los 3 meses se producen los primeros períodos de sueño prolongado durante la noche. Al principio no suele durar más de 5 horas y poco a poco con la edad se va prolongando. Los momentos de sueño durante el día empezarán a disminuir e irá en aumento la duración del sueño nocturno. Recomendaciones a partir de esta edad:

- Fijar una hora para ir a dormir cada día. Se aconseja en invierno poner a dormir al niño entre las ocho y las ocho y media. En verano es mejor retrasarla hasta las nueve de la noche, dado que el día es más largo.

- Establecer una serie de rutinas previas al momento de dormir que deben repetirse a diario. Por ejemplo, leer un cuento antes de ir a dormir, cantar una canción, decirle las mismas palabras. Siempre sin juegos ni acciones que puedan excitar al niño en los momentos previos al sueño nocturno. Pueden emplearse peluches, chupetes...que acompañen al niño mientras duerma.

- Diferenciar su habitación de otras estancias de la casa. Su cuarto es el lugar elegido para dormir, por ello el niño no debe comer en él, separar así la comida del sueño.

- Si el niño llora en el momento de dormir a veces puede deberse a diferentes causas que debemos solucionar antes de volver a acostarlo. Puede que necesite un cambio de pañal, que tenga frío o calor, que la última toma de alimento del día haya sido insuficiente y que el pequeño tenga hambre, que no se encuentre bien de salud...etc.

- En caso que todo esté correcto y que el niño llore en el momento de dormir, tanto padres como cuidadores no deben acudir al primer llanto, quizá si damos un poco de tiempo no habrá más.


Niños mayores de 6 meses

En la mayoría de los casos, a partir de los 6 meses el periodo de sueño nocturno en el niño ya es de 11-12 horas. Por otro lado, los momentos de sueño durante el día se reducen a dos, uno por la mañana y otro después de comer. A partir de los 15 meses el niño empieza a eliminar la siesta matutina. La siesta que nos queda después de comer se recomienda prolongarla hasta los 3-4 años. Durante este periodo las recomendaciones antes citadas deben ser más firmes porque el niño a partir de los 6 meses tiene más control sobre si mismo, aprende más, siempre tiene ganas de estar despierto, y por ello hay que mantener rutinas y disciplina a la hora de ir a descansar.



Comentarios

maria (sevilla)
2011-01-27 07:14:09
Tengo 3 hijos, con los dos primeros apliqué el método, tras lo cual los niños durmieron estupendamente. Con el primero tardé una semana y mi marido me reprochaba lo que estaba haciendo, el pobre niño que no para de llorar, hay que ver, estas segura de esto???. Tras una semana comprobó que es estremadamente efectivo, que el niño era feliz, descansaba mejor y su humor mejoró durante todo el día. Con el segundo en cuando empezó a fallar con el sueño, en 4 días estaba corregido. Ahora tengo un bebe de 11 meses y ayer me puse a buscar por internet los tiempos de espera para aplicarselo ya! Es estupendo y quienes no quieran dormir, adelante que no los usen, yo quiero más a mis hijos y a mi descanso.

andrea
2010-12-16 07:18:10
no puedo creer que hagan eso con un bebe,,, que insensibles yo tengo un bebe de dos meses, prefiero no dormir antes que escucharlo llorar desconsoladamente... sabiendo que su llanto se calma con un abrazo de mama o papa y palabras dulces... o acaso a ustedes les hubiera gustado que sus madres los hubiesen dejado llorar durante horas, siendo muy chiquito, en una habitacion a oscuras y sin tener la seguridad de los brazos de mama... mi mama no aplico conmigo este metodo de tortura y aca estoy, no tengo ningun problema psicologico, soy madre y soy feliz de ir a consolar a mi bebe que llora por la noche aunque me caiga de sueño...

jorge
2010-11-18 08:52:34
se me hace un estupido metodo aberrante no son animales son niños hay que tener paciencia para eso decidimos tener hijos para maltratarlos aberrante metodo y aberrante el k lo invento

estrella
2010-11-09 08:05:29
Yo soy una de las que no dormían y trabajaban. Estoy de acuerdo, es totalmente incompatible. Mi marido se empeñó en aplicar el método cuando mi hija tenía 9 meses. Mi niña acabó vomitando y jamás he odiado tanto a una persona como odié a mi marido esa noche. Él se enfadó y dijo que hiciera lo que quisiera, así que la metí en nuestra cama, le di teta y a dormir los 3 toda la noche hasta hoy que tiene 23 meses. Este método es tan terrible como dar medicamentos a nuestros bebés para que duerman. Dormir dormirán toda la noche y el problema estará resuelto pero luego no os extrañe si vuestro hijo tiene ansiedad, hiperactividad, estrés, si es violento, terrores nocturnos, transtornos compulsivos y un largo etc.

maria
2010-10-25 08:13:45
Estoy de acuerdo con Aida y es q no dormir y trabajar no son compatibles. Yo lo empecé ayer con mi hijo de 9 meses,y lloraba, sí, pero sin caerle una triste lágrima!!! cada 5 min iba a verle,por lo q no creo q se haya traumatizado y hoy ya se durmió solito con sólo 2 visitas a su habitación. Empleé este método por recomendación de unos amigos q lo hicieron con su hija, 1 sóla noche les fue suficiente, y la niña está tan feliz como siempre. en fin, q cada uno sabe las suyas y yo, por emplear este método, no quiero menos a mi hijo q otros q no lo emplean, al contrario, le adoro.

AIDA
2010-10-22 06:38:09
Yo he empezado con el metodo y me da resultados, no es tan traumatico, lo máximo que dejas al niño sólo en su cuarto són 5 minutos. Cada cinco minutos hay que volver y tranquilizarlo. Creo que las que decis que es horrible no sabeis lo que es no dormir por la noche.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.