Artículos de Medicina 21


El sueño en el bebé
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 30 de agosto 2011
El sueño del bebé es fundamental para su correcto desarrollo. Es imprescindible pues seguir las pautas naturales del sueño del bebé y sus necesidades.


Niños menores de 3 meses

En los primeros meses de vida, el bebé pasa la mayor parte del día durmiendo. En general el ritmo de vigilia-sueño es de 3-4 horas, se alternan pequeños periodos de tiempo en el que el niño está dormido o despierto. Principales recomendaciones:

- Distinción entre la luz típica del día y la oscuridad propia de la noche. El niño desde los primero meses debe asociar que de día hay luz (por ello hay que evitar que el niño duerma durante el día en completa oscuridad) y que cuando es de noche está completamente oscuro (así hay que evitar las pequeñas luces o las luces indirectas de otras habitaciones, que suelen emplearse durante la noche).

- Diferenciar el ruido habitual en el día y el silencio que reina en la noche. Durante el día el niño debe aprender a dormir con los ruidos habituales que hay en una casa, voces que conversan, música, ruidos típicos de la cocina...etc. En cambio durante la noche hay que procurar que los ruidos sean menos intensos, intentar bajar el volumen de la televisión, no elevar la voz... siempre sin exagerar. No se necesita un silencio sepulcral para que un bebé duerma.

- Establecer la rutina de cada día: un horario ordenado y repetitivo. Es muy aconsejable dejar el baño del niño para antes de su última toma de alimento. Después de que coma, esperar a que eructe, cambiarle el pañal y entonces ponerlo a dormir. Este será el momento para empezar a diferenciar el sueño de la noche del resto de los períodos de descanso que el niño ha realizado durante el día.

- El niño debe dormir en su cuco o cuna en la misma habitación que los padres pero nunca en la cama con ellos. Se recomienda el traslado del niño a su cuarto a partir de los tres meses.

Niños de los 3 a los 6 meses

Generalmente después de los 3 meses se producen los primeros períodos de sueño prolongado durante la noche. Al principio no suele durar más de 5 horas y poco a poco con la edad se va prolongando. Los momentos de sueño durante el día empezarán a disminuir e irá en aumento la duración del sueño nocturno. Recomendaciones a partir de esta edad:

- Fijar una hora para ir a dormir cada día. Se aconseja en invierno poner a dormir al niño entre las ocho y las ocho y media. En verano es mejor retrasarla hasta las nueve de la noche, dado que el día es más largo.

- Establecer una serie de rutinas previas al momento de dormir que deben repetirse a diario. Por ejemplo, leer un cuento antes de ir a dormir, cantar una canción, decirle las mismas palabras. Siempre sin juegos ni acciones que puedan excitar al niño en los momentos previos al sueño nocturno. Pueden emplearse peluches, chupetes...que acompañen al niño mientras duerma.

- Diferenciar su habitación de otras estancias de la casa. Su cuarto es el lugar elegido para dormir, por ello el niño no debe comer en él, separar así la comida del sueño.

- Si el niño llora en el momento de dormir a veces puede deberse a diferentes causas que debemos solucionar antes de volver a acostarlo. Puede que necesite un cambio de pañal, que tenga frío o calor, que la última toma de alimento del día haya sido insuficiente y que el pequeño tenga hambre, que no se encuentre bien de salud...etc.

- En caso que todo esté correcto y que el niño llore en el momento de dormir, tanto padres como cuidadores no deben acudir al primer llanto, quizá si damos un poco de tiempo no habrá más.


Niños mayores de 6 meses

En la mayoría de los casos, a partir de los 6 meses el periodo de sueño nocturno en el niño ya es de 11-12 horas. Por otro lado, los momentos de sueño durante el día se reducen a dos, uno por la mañana y otro después de comer. A partir de los 15 meses el niño empieza a eliminar la siesta matutina. La siesta que nos queda después de comer se recomienda prolongarla hasta los 3-4 años. Durante este periodo las recomendaciones antes citadas deben ser más firmes porque el niño a partir de los 6 meses tiene más control sobre si mismo, aprende más, siempre tiene ganas de estar despierto, y por ello hay que mantener rutinas y disciplina a la hora de ir a descansar.



Comentarios

coke
2012-07-09 09:08:40
Es un método para que los padres puedan descansar, en ningun caso es beneficioso para el niño, se altera el ritmo natural y los padres justifican su decisión . Sería interesante que algunas personas leyesen el siguiente enlace++ http://naceunamama.com/600/por-que-no-hay-que-aplicar-el-metodo-estivill

Fab
2012-01-11 15:20:49
Me veo en la obligación de hacer un comentario, y es que es verdad que no se puede argumentar sobre algo sin conocerlo a fondo, hay un montón de comentarios sin fundamento, sin siquiera haber leído el libro o ni siquiera conocerlo. Hay que leer el método y entenderlo. En el libro clarito se plantea que el sueño de los niños no es igual al del adulto y que obvio una no debe esperar dormir toda la noche desde el primer día, es un proceso y a mi parecer muy lógico y coherente. Nunca se habla de dejar al niño llorar o de no satisfacer sus necesidades, al contrario se pone mucho énfasis en el amor, el afecto y que el niño tenga satisfechas todas sus necesidades, pero simplemente el dormir es algo tan importante en la vida de una persona que no se puede dejar a la ligera, o si no pregunten a los miles de adultos que no saben dormir, cómo sufren, tampoco es normal un niño de 2 años que se despierta 4 o 6 veces en la noche soloporque no aprendió a dormir. Este proceso de aprender a dormir solo se puede lograr hasta los 5 años y por eso si no hacemos las cosas correctas desde el inicio luego a partir de los 6-8 meses hay que "ayudar" al niño o reeducarle y ahí se cumplen los tiempos que no es para nada dejar llorar al niño. Solo les pido que antes de argumentar o criticar lo hagan con fundamento, lean TODO el libro.

paula
2011-12-19 07:22:32
Hola Ante todo decir que estoy totalmente en contra de este método. Si tuviese a ese señor delante le preguntaría ¿dónde esta la base científica de la que tanto habla sobre el método ferber (porque desde luego que no es su método?. Me encantaría que lo explicase porque nunca, jamás lo ha hecho, ni lo hará, y ¿por qué? porque simplemente...no la hay. Mirar, este señor solo quiere dinero, poder y reconocimiento, no tiene en cuenta a los niños ni sus necesidades, no tiene en cuenta el proceso del sueño del niño, el sueño del niño es muuuuuuuuuuuy diferente al del adulto y pasa por etapas muy diferentes, por tanto, pretender que el niño duerman del tirón es imposible. Un día oi a un pediatra que decía que antes de salir este libro ninguna madre o casi ninguna madre preguntaba en su consulta sobre el sueño del bebé, no lo veían un problema sino como algo normal que hacen todos los bebés y niños pequeños. Pero...creado el (supuesto) problema...se crean las dudas e inseguridades. Es como si yo (o cualquier pediatra) ahora sacase un libro (nada científico como el de este señor) y dijese que los niños al año de vida tienen que aprender a controlar los esfinteres y hay que empezar a quitarles el pañal, porque sino de mayores tendrán problemas. Por supuesto, habría muchisimas madres y padres agobiados porque sus hijos no son capaces de controlar el pis y las cacas con 1 año. No sé si me he explicado, se que todos los niños son diferentes pero es que me parece tan cruel dejar llorar a un niño de esa manera mediante una tabla como si fuese un robot a pilas...además, tener por seguro que el niño no aprende a dormir con este método, sino que se duerme porque sabe que nadie le hará caso, lo hace por resignación ¿qué triste no?, yo para eso no traigo hijos al mundo, me compro una planta y se acabó. Hay más opciones que esta, informaros sobre ellas, buscar, leer, pero ante todo respetar a vuestros hijos, porque mediante este método no hay respeto alguno, trata a los niños lo bebés como auténticos tiranos, cuando el primer tirano es el propio autor. Es patético que se hable así de los niños, claro...son el blanco facil.

alejandra
2011-10-24 06:45:55
ME PARECEN EXAGERADAS LAS REACCIONES Y CRITICAS AL METODO DUERMETE NIÑO, YA QUE PARA ENTENDERLO Y APLICARLO HAY QUE LEER METICULOSAMENTE Y COMPRENDER CADA PASO A LA VEZ, COMO LA VIDA Y LA CRIANZA, CON AMOR Y ENTEREZA. YO APLIQUE ESTE METODO DESDE CUANDO MI NIÑO TENIA 6 MESES, A LOS DOS DIAS ESTABA DURMIENDOSE SOLITO Y AHORA QUE TIENE 2 AÑOS Y CUATRO MESES ME DICE BUENAS NOCHES MAMA, DESPUES QUE LE CUENTO UNO O DOS CUENTOS Y LE DOY SU BESO DE BUENAS NOOCHES. CREO QUE HAY QUE SABER LEER Y ENTENDER Y APLICAR LO LEIDO, YA QUE LA FALTA DE SACRIFICIO (OFICIO SANTO, PARA LOS QUE NO CONOCEN EL ORIGEN DE LAS PALABRA) ALGO MUY CARENTE EN LA ACTUALIDAD, SE CONFUNDE CON EMOCIONES PRIMITIVAS LEJOS DE LA RAZON Y LA CORDURA, QUE LLEVAN A LOS PADRES A LLENARSE DE SENTIMIENTOS DE CULPA POR SITUACIONES QUE ELLOS MISMOS HAN GENERADO, POR LAS CUALES EL LLANTO ABRUNADOR DE SUS HIJOS HA SIDO SOLO EL REFLEJO DE SU PROPIA INSEGURIDAD Y FALTA DE SOLIDEZ EN LA CRIANZA.

daniela
2011-09-28 09:54:46
no no,aqui se malinterpreta,no se trata de simplemente dejar al bebe en la cuna solo a oscuras encerrado y q llore y llore,si no de darle tiempos de espera cada vez que llore,primero de un min. luego de 3 de 5 de7 y de 9 min, no de dejarlo tooooda la nocha asi hasta q se duerma solo pordios. informense porfavor

Momo
2011-05-02 11:03:17
¿En qué estudio o prueba científica se basa el Dr. Estivill para asegurar que lo normal es que un bebé duerma 11 o 12 horas seguidas por la noche? No conozco ningún bebé que haga o haya hecho eso de manera natural, sin métodos raros. Si todos los bebés que no duermen 11 o 12 horas cada noche tienen insomnio infantil, término que, por otra parte, no usan los organismos de salud internacionales, entonces nos encontramos ante una epidemia de proporciones nunca antes vistas. Yo también llevo sin dormir una noche seguida desde que tuve a mi niña pero es que no esperaba que fuera de otro modo. Tampoco puedo irme de fiesta como antes porque no me puedo llevar al bebé pero no se me va a ocurrir seguir ningún método raro para hacerlo. ¡Por Dios! Si es que lo queremos todo: ser padres con todas sus satisfacciones pero ninguno de los inconvenientes. Pues no señor. Los bebés no duermen las horas que nos gustaría: eso es lo normal. Ya dormirán más horas y con menos ayuda de los padres cuando se vayan haciendo mayores sin necesidad de métodos raros y crueles.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.