Artículos de Medicina 21


Dejo de fumar
Autor: Dr. Salvador Giménez - 19 de diciembre 2002
Año nuevo, vida nueva

Estamos a punto de empezar un año nuevo, fecha en la que muchas personas se marcan propósitos como empezar a ir al gimnasio o dejar de fumar. En este último caso, los siguientes consejos que forman parte de la Campaña Vida sin Tabaco que cuenta con el apoyo, entre otros, de la Fundación Española del Corazón (FEC) promovida por la Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Pulmón (RESPIRA), parte de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), pueden ayudarnos a afrontar los primeros días sin fumar.

Consejos sobre la alimentación

Tomar comidas sencillas. Evitar los fritos, carnes muy sazonadas o comidas fuertemente condimentadas. Beber abundantes zumos de fruta, a ser posible naturales, especialmente aquellos que sean ricos en vitamina C (naranja, pomelo, limón, etc.). Eliminar durante estos días la ingestión de café y alcohol. Tomar un mínimo de dos vasos de agua media hora antes de las comidas principales. Procurar comer alimentos ricos en vitamina B (cereales, germen de trigo, levadura de cerveza, etc.). Levantarse con tiempo suficiente para poder tomar un desayuno nutritivo que contribuye a fortalecer y calmar los nervios. Evitar los alimentos y bebidas que estimulan a uno los deseos de fumar. Evitar comer en demasía, pues el estómago lleno produce sopor, afectando al autocontrol.

Consejos sobre los hábitos matutinos

Ducha tibia terminada con agua fría. Beber agua y zumos de fruta. Procurar tener el tiempo suficiente para desayunar adecuadamente.

Consejos para después de las comidas

No sentarse en el sillón favorito. Lavarse inmediatamente los dientes

Rompe tu rutina habitual

Empieza a utilizar tus pulmones. Haz ejercicio. Empieza a practicar un nuevo deporte (tenis, gimnasia, natación, etc.). Lo que puedas hacer andando, hazlo. Pasea por el parque más próximo, intenta ir al trabajo  a pie o en transporte público, evita el ascensor. Mantén tus manos ocupadas durante el tiempo libre. Empieza a realizar aquellas actividades para las que nunca tuviste tiempo (puzzles, bricolaje, tocar un instrumento, etc.). Procura que las actividades en tu tiempo libre sean reparadoras y relajantes. Añade espontaneidad, novedad y diversión a tu rutina diaria.

Cuando estés muy nervioso

Mantén en tus manos objetos distintos al cigarrillo (bolígrafo, anillo, pulsera, muñeco relajante, etc.). Respira profundamente y luego intenta sentarte algunos instantes en la posición más cómoda posible. Si es viable, dúchate o toma un baño. Procura situarte en lugares lo más limpios posible de humo de tabaco.

Durante el día

Lee y medita de vez en cuando tu lista de motivos para dejar de fumar. Recuerda que estás aprendiendo un nuevo hábito y que, como aprender otras muchas cosas, los comienzos siempre son difíciles. Por lo tanto, si en algún momento tu autocontrol te falla y te conduce a fumar un cigarrillo, recuerda que los niños pequeños, antes de aprender a andar caen muchas veces al suelo. Lo importante es levantarse y volverlo a intentar. No olvides que perder una batalla no significa perder la guerra, ahora bien, para ganar la guerra hay que ir ganando e ir ganando las batallas diariamente.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.