Artículos de Medicina 21


Bifidobacterias en el tratamiento del estreñimiento y la diarrea
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 0 de 0000
Las bifidobacterias actúan mediante varios mecanismos sobre las alteraciones del tránsito intestinal

Estreñimiento

El estreñimiento o constipación es un síntoma y no una enfermedad. Como tal es muy frecuente y puede tener diferentes causas aunque generalmente es de carácter funcional y responde a condicionamientos dietéticos, sociales y emocionales. El número de mujeres afectadas por este trastornos es cuatro veces superior al de los hombres.

El estreñimiento crónico puede ser causa de aspereza y erupciones cutáneas, debido principalmente a alteraciones en la flora intestinal. Si esta situación se mantiene durante un largo periodo de tiempo puede provocar diferentes trastornos o enfermedades.

Dentro de las medidas generales de tratamiento
 del estreñimiento se encuentra el aumento de la fibra vegetal
 en la dieta en combinación con la ingesta de bifidobacterias


Dentro de las medidas generales de tratamiento del estreñimiento se encuentra el aumento de la fibra vegetal en la dieta en combinación con la ingesta de bifidobacterias. Estos microorganismos logran conseguir una defecación regular mediante la normalización de la flora intestinal. De este modo, eliminan también del intestino las sustancias lesivas, evitando así su absorción y previendo que la piel se vuelva áspera.

Diarrea

Las bifidobacterias son también efectivas en asegurar una defecación regular en los casos de diarrea aguda o crónica. Así, se ha demostrado que los niños afectados de diarrea que reciben bacterias lácticas junto a una terapia antibiótica clásica mejoran más rápidamente que aquellos sometidos tan sólo a terapia medicamentosa.

Por otro lado, las bacterias lácticas también actúan positivamente a nivel de las alteraciones de la pared intestinal que han provocado las diarreas, al disminuir la actividad enzimática de la mucosa del intestino delgado, facilitando de este modo una curación más rápida.

Las bifidobacterias son también efectivas en
 asegurar una defecación regular
 en los casos de diarrea aguda o crónica

Una tercera vía de actuación de las bacterias lácticas en las enfermedades gastrointestinales es a través de su acción antagónica sobre diversos organismos patógenos, incluyendo a E. coli, uno de los principales agentes productores de diarrea.

Diversos estudios han demostrado que los agentes probióticos pueden ser efectivos en el tratamiento de la diarrea inducida por antibióticos en adultos, de la diarrea del viajero (la cuál suele estar provocada por distintas bacterias y virus a la vez) y del síndrome diarreico infantil causado por rotavirus.

La diarrea es una de las principales enfermedades incapacitantes en adultos y una de las mayores causas de mortalidad infantil en los países en vías de desarrollo. Por tanto, el uso de probióticos puede suponer una importante herramienta en la mejora de la salud y nutrición en estos países.




Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.