Zona de Prensa



El aumento de la exposición a las pantallas digitales eleva los casos de ojo seco
20 de noviembre 2020
Aunque no se cuenta con estadísticas actualizadas, la práctica clínica diaria de las consultas oftalmológicas empieza a notar una considerable elevación del número de personas que presentan síntomas de ojo seco. Factores tales como el aumento de la dependencia de pantallas digitales y el incremento de horas frente al ordenador, en muchos casos motivados por la creciente tendencia al teletrabajo asociada a la pandemia de COVID-19, explicarían este fenómeno.

¿Por qué se han disparado las cifras de ojo seco? La respues­ta está, en gran medida, en los ordenadores, los dispositivos y las tabletas que utilizamos durante jornadas maratonianas, o en las pantallas de televisión. “En todas estas situaciones, cuando nos concentramos ante la pantalla, dejamos de parpadear”,afirmael Prof. José Manuel Benítez del Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense de Madrid; y es que, añade, “cuando miramos de lejos parpadeamos unas 17 veces por minuto, pero al mirar de cerca y fijar la vista el número de par­padeos cae por debajo de cinco”.

 

Pero también el estrés se asocia con un mayor número de parpadeos incompletos y por tanto ineficacesy la mala nutriciónse identifican como factores causantes de ojo seco. El ojo seco es una enfermedad quese caracteriza por la falta de lágrima o por lágrima de mala calidad. Afecta a aproximadamente a 5 millones de personas en España, y la mayoría la desconoce. Se trata de una enfermedad crónica, pero con tratamiento eficaz.

 

Aclarando dudas, desnudando mitos

Con todo, y a pesar de su frecuencia y de su impacto negativo en la salud visual y la calidad de vida, el ojo seco es una enfermedad relativamente desconocidapor la población general y que se halla envuelta en muchos mitos y errores. De ahí la utilidad y necesidad de un libro que acaba de publicar el Prof. Benítez del Castillo, titulado “La enfermedad de ojo seco. Mitos y realidades”.

 

“¿Pintarse el ojo? ¿Malcomer? ¿Usar o no lentillas? ¿Excesivo uso del ordenador?... Son algunas de las muchas preguntas que se hacen las personas con ojo seco, y que no siempre se responden de la forma más científica; más bien al contrario, la salud en general, y también la salud visual, se ve lamentablemente sujeta al dictado de modas, corrientes estéticas o, aún más grave, a las sugerencias de influencers o supuestos expertos en vida sana”, denuncia el Prof. Benítez del Castillo.

 

Esta situación afecta especialmente al ámbito de la salud visual, al ser el ojo un elemento clave, delicado e insustituible del organismo. El vertiginoso progreso de la sociedad moderna impuesto por el desarrollo de las nuevas tecnologías tiene, no obstante, peajes que pagar en lo referido a la salud, y muy concretamente a la salud visual: “las dietas adecuadas, el uso equilibrado de las pantallas, mantener ambientes limpios y humidificados, moderar el uso de cosméticos o identificar ciertas medicaciones secantes constituyen los consejos princeps para el cuidado de los ojos”, destaca el autor de este libro.

 

Compromiso

En este contexto, surge el libro “La enfermedad de ojo seco. Mitos y realidades”, un compromiso con la divulgación sanitaria del Prof. José Manuel Benítez del Castillo, catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense y oftalmólogo asistencial en el Hospital Clínico San Carlos y en la Clínica Rementería, ambos en Madrid.

 

Tal y como destaca el Prof. Benítez del Castillo, “elojo secose ha convertido, en los últimos años, en uno de los motivos más frecuentes de consulta en oftalmología, configurando un perfil de paciente que ve afectada muy seriamente su calidad de vida diaria, tanto personal como profesional. A ello se añade el hecho de que suelen ser enfermos que peregrinan de médico a médico, sin encontrar atención adecuada para un problema crónico no siempre bien entendido, y cuyos tratamientos no son subvencionados por la Administración”

 

Todos estos condicionantes, poco alentadores, animaron al Dr. Benítez del Castillo, líder de opinión internacional en el diagnóstico, la investigación y el tratamiento del ojo seco, a reunir el fruto de su amplia experiencia.“El objetivo era ofrecer un libro sencillo que recogiese un análisis y exposición rigurosa de la realidad actual y perspectivas de esta entidad, siendo útil para los pacientes aquejados de esta enfermedad de nuestro tiempo”, resume.

 

Ameno y riguroso

En palabras del autor, “hemos partido de un planteamiento asequible, pero completo y riguroso, haciendo una aproximación 360º a una entidad, el ojo seco, que no encuentra en los médicos una sensibilidad e interéshacia un problema que, si bien aún no tiene cura, sí es susceptible de atención, consejo y alivio. Y es que esta patología, a priorisencilla e inocua, puede asociarse con una muy importante merma de la calidad de vida diaria.

 

El libro recoge una sucinta, pero completa, guía para acompañaral paciente afectado por ojo seco: definiciones de conceptos, explicaciones fisiológicas, consejos nutricionales, reglas para el uso de pantallas, tratamientos… El Prof. Benítez del Castillo consigue conjugar el tono accesible y didáctico, que hace atractiva la lectura del libro, con el rigor científico. Esta combinación, y la inserción de notas curiosas acerca de las lágrimas en el arte, en la historia o en la propia naturaleza, acercan aún más al lector a una obra que también busca, mediante la prevención y la educación sanitaria, mejorar la salud visual de la población.

 

Según Enrique González Morales, director médico de Idemm Farma, empresa editora de la obra, “esta nueva colaboración con el Prof. Benítez el Castillo ha supuesto una valiosa oportunidad para aportar nuestra experiencia en la edición y la comunicación científico-médica y, de la mano de un experto, contribuir, mediante la información rigurosa, al objetivo común de mejorar la salud y la atención de los pacientes”.

 

La edición de esta obra ha sido posible gracias a la colaboración altruista de Laboratorios Théa, compañía farmacéutica especializada en oftalmología,que se hará cargo de distribuir ejemplares del libro entre los oftalmólogos españoles para, a través de ellos, llegar finalmente a sus destinatarios naturales: los pacientes afectados por ojo seco.


Convocatoria:   - 25 de noviembre 2020