Artículos de Medicina 21


Escabiosis o sarna
23 de mayo 2017
La sarna o escabiosis es una enfermedad de la piel, causada por un ácaro, que se puede contagiar con facilidad. Sigue siendo una enfermedad bastante común en muchos países del tercer mundo.

¿Qué es?
Se trata de una enfermedad de la piel causada por un parásito, un ácaro, que puede contagiarse con facilidad. La sarna afecta a personas de todos los países y edades, aunque es más común en los países del tercer mundo. Se propaga fácilmente entre personas en estrecho contacto. Muchas veces afecta a familias enteras. Los brotes de sarna o escabiosis suelen darse en residencias de ancianos, guarderías o residencias universitarias.

¿Cómo se contagia?
Se transmite por contacto de piel a piel con una persona infectada.
Con menos frecuencia, se puede propagar al compartir ropa o sábanas.

Las mascotas y animales domésticos no suelen propagar la sarna humana. También es muy improbable que se contagie en piscinas.
La hembra del ácaro excava la piel y depositan los huevos, abriendo túneles que se parecen a la marca de un lápiz. La hembra va excavando túneles y depositando huevos a medida que penetra en la piel. También va segregando toxinas que causan reacciones alérgicas con prurito (picor). Deposita 2-3 huevos diarios hasta poner un total de 30-50, muriendo a las 4-6 semanas. Los huevos eclosionan a los 21 días y las larvas emergen a la superficie de la piel, convirtiéndose en ninfas en 3-8 días y en adultos a los 12-15 días. El ácaro es contagioso cuando es ninfa o adulto.

Incubación:
Primoinfestación (personas sin exposición previa al ácaro): 5 a 15 días
Reinfestación (personas que han sido infestadas previamente): 1 a 4 días

Tratamiento
El tratamiento de la sarna o escabiosis consiste en eliminar el ácaro de la piel y en aliviar el picor de la persona infectada. No sólo se debe tratar a la persona enferma, sus familiares o las personas con las que conviva deben recibir tratamiento aunque no tengan síntomas. Cuando se comienza el tratamiento de la sarna la posibilidad de contagiar a otras personas es muy baja (24 horas después del inicio la posibilidad de contagio disminuye hasta el 1%). Más del 95% de las personas que reciben tratamiento se curan de la sarna y no tienen ninguna complicación.

Las medidas o fármacos más utilizados son las siguientes:
Antihistamínicos orales: alivian el picor, que puede tardar en desaparecer varias semanas después de eliminar por completo el parásito.
Corticoides: cuando los antihistamínicos no sean suficientes o no se puedan dar, los corticoides en crema aliviarán el picor porque disminuyen la alergia. Sólo si los síntomas continúan se tendrán que dar los corticoides por vía oral.
Permetrina: Es el principal tratamiento en forma de crema o de loción para erradicar el parásito (también se utiliza para tratar otros parásitos como la ladillas). Sus efectos secundarios más frecuentes son la irritación de la piel y el aumento del picor al inicio del tratamiento. Se debe aplicar por todo el cuerpo, aunque el ácaro sólo haya infectado una región de la piel.
Azufre con vaselina: es el tratamiento para eliminar el parásito más seguro en embarazadas, recién nacidos y niños.
Benzoato de bencilo: otra sustancia que se usa para destruir al ácaro. Se vende en forma de loción y se aplica en la piel afectada por la noche. Es también un fármaco muy útil para eliminar piojos.
Ivermectina: es un medicamento que se toma por vía oral en forma de pastillas. Se utiliza en muchas infecciones por parásitos, una de ellas la sarna.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.