Artículos de Medicina 21


Prevención de las infecciones de orina
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 21 de mayo 2016
Las infecciones urinarias o infecciones del tracto urinario (ITU) son mucho más frecuentes en la mujer que en el hombre y están producidas por bacterias presentes en cualquier lugar de las vías urinarias: riñón, vejiga o uretra

Causas de las infecciones urinarias

Existen numerosos factores que ayudan a la producción de una ITU:

- Limpiarse de atrás adelante después de evacuar el intestino. Los gérmenes pueden penetrar en la uretra, a través de orificio uretral externo, que se encuentra localizado en la vulva femenina
- Mantener relaciones sexuales. Los gérmenes de la vagina pueden alcanzar la uretra.
- Esperar demasiado para vaciar la vejiga. Cuando la orina se mantiene en la vejiga durante demasiado tiempo, hay más gérmenes, lo que puede predisponer a una ITU.
- Emplear un diafragma anticonceptivo o cremas espermicidas con el diafragma o con el preservativo, o condón.
- Cálculos renales. Dificultan el vaciado de la vejiga y lesionan la vía urinaria.
- Padecer diabetes. Esta enfermedad afecta al sistema inmunitario de defensa del organismo contra las infecciones.
- Falta de estrógenos y cambios en la vagina tras la menopausia.

Identificación de una infección urinaria


Los principales signos y síntomas de una infección de orina son los siguientes:

- Dolor o sensación de quemazón al orinar
- Necesidad urgente de orinar
- Presión en el abdomen bajo, por debajo del ombligo
- Orina que huele mal o tiene un aspecto lechoso, blanquecino o rojizo
- Cansancio físico, con fiebre o escalofríos

Diagnóstico


Para diagnosticar una infección de orina, que se sospecha por los síntomas, el médico solicita un análisis de orina, donde se puede identificar el germen productor de la infección y se puede estudiar su sensibilidad a diferentes antibióticos.

Tratamiento

El tratamiento de una infección de orina se basa en el empleo de antibióticos, en particular después del estudio de la sensibilidad de la bacteria responsable de la infección a diferentes antibióticos.  

El alivio de las molestias producidas por la infección suele ser rápido, en uno o dos días, pero es más que recomendable seguir tomando el tratamiento todo el periodo recomendado por el médico.  

Sin tratamiento, una ITU puede diseminar a otras partes de cuerpo. Asimismo, durante el embarazo cualquier síntoma de ITU debe ser consultado de inmediato con el médico, ya que una infección urinaria puede producir problemas en el embarazo, como un parto prematuro o el aumento de la presión arterial.  

Prevención de las infecciones urinarias

Existen varias recomendaciones que pueden reducir la probabilidad o prevenir una infección del tracto urinario 

- Orinar cuando se sienta la necesidad, sin retener la orina durante mucho tiempo. En especial intentar orinar antes y después de mantener relaciones sexuales. Después de orinar y de evacuar el intestino, limpiarse de delante atrás.
- Beber agua suficiente cada día y después de las relaciones sexuales.
- Limpiar cuidadosamente la vulva, los labios de la vagina y el ano cada día.
- No emplear duchas ni esprays de higiene íntima femenina.
- Si las ITU se asocian al empleo del diafragma o cremas espermicidas, consultar con el médico la posibilidad de cambiar de método anticonceptivo.
- Vestir ropa interior de algodón




Comentarios

J J J
2011-02-07 18:01:00
De tant en tant pateixo ITU, i agraiexo les explicacions aqui donades.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.