Artículos de Medicina 21


Prevención de los dolores de cuello y espalda más comunes
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 8 de octubre 2012
El ejercicio habitual es el más poderoso aliado frente a los dolores de cuello y espalda

El ejercicio habitual es el más poderoso aliado frente a los dolores de cuello y espalda. El ejercicio apropiado le ayuda a:

  • Mantener o aumentar la flexibilidad de los músculos, tendones y ligamentos
  • Reforzar los músculos que soportan la espalda
  • Aumentar la potencia de los músculos de los brazos, las piernas y la espalda para reducir el riesgo de caídas y otras lesiones y permitir una óptima postura al caminar o al transportar objetos o pesos
  • Mejorar la postura
  • Aumentar la densidad ósea
  • Reducir el exceso de peso que sobrecarga la espalda

Si tiene más de 40 años de edad, está enfermo, o tiene alguna lesión, consulte con su médico antes de empezar un programa de ejercicios.

Si está fuera de forma física, empiece el ejercicio lentamente y auméntelo gradual y progresivamente.

Los ejercicios que son buenos para su espalda, desde el cuello hasta la zona lumbar son los siguientes:

  • Ejercicios de extremidades inferiores y abdominales
  • Máquinas tipo bicicleta estática, cinta rodante o esquí de fondo, realizando un ejercicio no extenuante. La bicicleta es buena, pero hay que asegurarse que el sillín y el manillar está correctamente ajustado para mantenerle en una postura cómoda.
  • Si tiene problemas de espalda y está fuera de forma física, evite las actividades que implican movimientos y paradas bruscas, y un exceso de giros.
  • Las actividades de gran impacto sobre superficies duras, como la carrera, el tenis, el baloncesto, el squash, pueden ser más perjudiciales que beneficiosos.
  • Evite los deportes de contacto.



Comentarios

Julio Paredes Ramos
2012-10-11 13:10:31
Resento una calcificacion a nivel del disco L4-L5 y en la actualida mucha lumbalgia k sede con analgesico por poco tiempo.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.