Artículos de Medicina 21


Preguntas más frecuentes sobre el acné
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 17 de octubre 2011
El acné es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebaceos de la piel

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebaceos de la piel. Los folículos pilosebáceos son unos conductos pequeños formados por glándulas sebáceas (cuya función es nutrir la piel) y, casi siempre, por glándulas sudoríparas. Estos conductos desembocan en la piel a través de un orificio pequeño denominado poro. La inflamación del folículo pilosebáceo se ve como una elevación circunscrita de la piel que rodea al poro y que contiene pus.

¿A quién suele afectar?

El acné se presenta hasta en el 85% de la población tanto en hombres como en mujeres, afectando de forma particular a los adolescentes y jóvenes de edades comprendidas entre los 12 y los 25 años. Generalmente, se resuelve al llegar a la edad adulta y únicamente, en los casos más severos puede dejar cicatrices como secuelas.

¿Por qué se produce?

El origen del acné es multifactorial. Entre sus causas se encuentran:

· Factores ambientales: El acné suele empeorar en invierno y mejorar en verano, posiblemente por el efecto beneficioso del sol.

· Factores farmacológicos: Fármacos como los corticoides o los tratamientos hormonales pueden ser causa de acné.

· Factores hormonales: El acné suele iniciarse en la pubertad, ya que el incremento de las hormonas androgénicas hace que las glándulas sebáceas aumenten su tamaño y actividad. Por otro lado, el acné puede seguir el ritmo menstrual y mejorar o empeorar en el embarazo.

· Factores cosméticos: Es aconsejable evitar utilizar compuestos cosméticos grasos.

· Factores alimenticios: No está claro este factor como causa de acné, pero si se sospecha que algún alimento puede favorecer su aparición, debe dejarse de comer durante varias semanas y posteriormente volver a consumir cantidades importantes del mismo para determinar si reaparece el acné.

De entrada no hay que pensar que alimentos como el chocolate son la causa del acné.

Todos estos factores tienen como resultado la obstrucción del poro, una producción excesiva de grasa y la infección por una bacteria denominada Propionibacterium acnes que da lugar a una reacción inflamatoria por parte del folículo pilosebáceo.

¿Cuántas clases de acné existen?

El acné se clasifica en:

· Acné superficial: La lesión inicial característica del acné es el punto negro o comedón. El comedón resulta de la acumulación de grasa y suciedad en el poro. Los comedones aparecen en las zonas más grasas de la cara, especialmente, frente y mejillas, espalda y hombros. La manipulación o traumatismo de un comedón puede resultar en la formación de un quiste, con el consiguiente riesgo de cicatrización.

· Acné profundo: La enfermedad puede detenerse a nivel del acné superficial o evolucionar a un grado superior de inflamación o sobreinfectarse con la aparición de pus. Así se pueden observar nódulos inflamados de tamaño mayor que los comedones que pueden llegar a ser grandes como garbanzos. También pueden aparecer quistes llenos de pus que suelen romperse y crear abscesos. Algunos abscesos se abren hacia la superficie de la piel y descargan su contenido. La lesión final es la cicatriz que consiste en una depresión más o menos profunda de la piel, en función del tamaño de la lesión original.

· Acné rosácea: Suele aparecer en mujeres entre los 30 y los 50 años de edad. La rosácea se caracteriza por la presencia de acné asociado a enrojecimiento difuso de la piel y dilatación de los vasos sanguíneos particularmente en la nariz y mejillas.

¿Se puede prevenir el acné?


Sí, existen una serie de medidas para la prevención de esta enfermedad inflamatoria.

¿Cómo debe tratarse?

Ante todo, la persona afectada de acné debe identificar si en su caso existen factores que agraven el proceso como el consumo de ciertos alimentos, la posible relación con la menstruación, el uso de un maquillaje en concreto o la toma de algún fármaco. La identificación de tales factores contribuye a poner los medios suficientes para evitarlos o aliviarlos a través de un tratamiento adecuado.

Cómo medidas generales de tratamiento hallamos:

Lavar con agua y un jabón antiséptico las áreas afectadas y posteriormente, aclarar con abundante agua. Aplicar vapor caliente sobre la zona a tratar para facilitar la abertura y drenaje del poro. Dejar que las lesiones se abran solas, nunca manipularlas. No aplicarse cremas y aceites grasos que taponan los poros.

¿Hasta cuándo hay que tratar el acné?


El acné es una enfermedad benigna pero crónica por lo que su tratamiento puede durar varios años. El objetivo del tratamiento del acné es reducir el número de lesiones activas pues hasta el momento no se dispone de una cura radical.

¿Cuándo debe consultarse al médico?

Ante la aparición de acné, el médico debe valorar varios aspectos:

Número de lesiones y su localización: A mayor extensión de la enfermedad, mayor perjuicio psicológico y estético causará en la persona afectada. Puede ser necesario el apoyo emocional (psicoterapia de apoyo) del paciente, particularmente en los casos severos, para que se cumpla el tratamiento con constancia y paciencia. Incluso, pueden utilizarse algunos cosméticos concretos para disimular las lesiones. Es importante remarcar que debe no hay que obsesionarse con una limpieza excesiva de la piel, basta con un par de veces al día.
Tipos de lesiones
: El acné profundo tiene mayor riesgo de dejar cicatriz por lo que los casos severos de acné requieren una mayor atención y tratamiento que los casos leves. El tratamiento puede aplicarse directamente a la piel (antibióticos, productos descamativos) o tomarse por vía oral (antibióticos, corticoides, tranquilizantes, compuestos hormonales, isotretinoína); su elección está en función de las características del paciente y del tipo de acné que se padece. Pero en ambos casos hay que tener claro que se requiere un tiempo mínimo para que el medicamento desarrolle su efecto y no pueden esperarse milagros de la noche a la mañana.
Existencia de factores agravantes
: El médico debe preguntar al paciente acerca de la posible existencia de factores de riesgo para dirigir el tratamiento. No suele necesitarse ningún tipo de análisis para el diagnóstico del acné, excepto cuando se sospecha la presencia de otra enfermedad subyacente. Por ejemplo, se procederá a un estudio hormonal si la mujer además de acné presenta signos de virilización, como el exceso de vello.




Comentarios

miriam
2014-10-02 14:05:30
hola tengo 28 años, la verdad nunca había padecido de acné, si acaso me salia un grano en la cara era muy raro, es mas ni durante mi adolescencia me salí acné, pero hace unos días mi cara empezó a llenarse de granos los cuales son inflamaciones rojas acompañadas de un dolor, ¿a que se puede deber?¿que hago?

Joli
2010-02-02 08:06:57
Hola Hola : tengo 37 años , haceun tiempo que en mi rostro aparecen pequeños granitos no de pus pero si al apretarlos despiden un agua , no se si esta es contagiosa si toca otra parte de la cara. Quisiera saber si este en n tipo de acne desde ya muchisimas gracias.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.