Artículos de Medicina 21


Reparación de testículo no descendido
Autor: Dra. Mercè Piera - Revisado: 11 de julio 2012
El testículo no descendido es frecuente entre los niños prematuros y ocurre aproximadamente en 1 de cada 125 niños

Concepto

El testículo no descendido o criptorquidia, representa la ausencia de descenso de uno o los dos testículos al interior del escroto. El testículo no descendido es frecuente entre los niños prematuros y ocurre aproximadamente en 1 de cada 125 niños. Normalmente, entre el séptimo y el noveno mes de desarrollo fetal, el testículo desciende desde el abdomen hasta su posición normal en el interior del escroto. Si el testículo no desciende, no funcionará con normalidad. La intervención quirúrgica aún no garantiza un desarrollo y una función normales, pero es el único tratamiento que ofrece las máximas posibilidades.

Se denomina testículo retráctil o “en ascensor” al que desaparece del escroto en reacción a la palpación, al frío o al miedo. En estos casos no se trata de una criptorquidia y los padres deben estar tranquilos al respecto, puesto que aunque el testículo desaparezca periódicamente del escroto, esto es normal y no requiere otro tratamiento que la observación.

Cuándo operar

Un testículo no descendido al nacimiento, en ocasiones desciende al escroto de forma espontánea durante el primer año de vida, de manera que los cirujanos y los padres deben esperar al menos un año antes de plantearse la cirugía. Si el testículo no ha descendido en este momento, es improbable que descienda por sí mismo. La cirugía debe realizarse antes de los 2 años de edad porque esperar más puede afectar a la función testicular del niño. Existe un mayor riesgo de problemas de fertilidad y de cáncer testicular entre estos niños en comparación con la población general.

Procedimiento

Durante la intervención, el cirujano pediatra o urólogo, libera el testículo del abdomen y lo fija en el interior del escroto. Son necesarias dos incisiones: una en la ingle y otra en el escroto. Si el testículo se encuentra tan arriba que no se alcanza desde la ingle, en ocasiones el cirujano debe utilizar un procedimiento en dos fases, separadas entre sí unos 6 meses, para permitir el suficiente desarrollo de los vasos sanguíneos del testículo que van a ser llevados hasta el escroto. En algunos casos raros, el testículo está muy poco desarrollado o el paciente ha pasado la pubertad cuando se detecta la criptorquidia. En estos casos, lo mejor es extirpar el testículo.

Cuidados posteriores

Tras la cirugía, la recuperación de las actividades normales es relativamente rápida, si bien deben evitarse los triciclos, las bicicletas y otros juguetes similares durante unas semanas para proteger la zona de la cirugía.



Vivir sin migraña

Comentarios

SARA OJEDA
2012-07-11 07:59:27
Estiomados Necesito saber por favor si alguien me puede dar una aproximacion del valor de este examen....mi hijo tiene ese problema el ya tiene 2 años y medio. Gracias


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.