Artículos de Medicina 21


La radiografía simple
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 29 de septiembre 2014
Las radiografías simples se obtienen situando cualquiera de las zonas del cuerpo del paciente que se quiere estudiar entre el tubo de rayos X y la película o placa fotográfica

El descubrimiento de los rayos X por el alemán Röentgen, cuando investigaba acerca de la naturaleza da la radiación que emitían los rayos catódicos, supuso el nacimiento de una nueva técnica de exploración, la radiología.

Desde entonces hasta nuestros días, mucho se ha avanzado en el conocimiento de los propios rayos X, que son ondas electromagnéticas con frecuencia de vibración muy elevada con una gran anergía. También se ha avanzado mucho en la utilización de los rayos X, desde las mejoras introducidas por las nuevas tecnologías de imagen, el empleo de medios de contraste, la reducción de la dosis de radiación emitida por los equipos de radiología y absorbida por el organismo, hasta la moderna tomografía computadorizada.

"Leer" la radiografía

La emisión de rayos X que atraviesa un cuerpo sometido a exploración impresiona una película fotográfica, compuesta básicamente por sales de plata. Cuanto más rayos X lleguen a la película más la impresiona y más negra se verá. Cuanto menos rayos X lleguen más blanca será la película. Por tanto, tejidos como el hueso que no dejan pasar los rayos X (radioopacos) se ven de color blanco en la radiografía y tejidos como el pulmonar cuyo contenido es aire, dejará pasar casi toda la radiación (radiotransparente) y en la radiografía se verá de color negro. Es lo que se llaman densidades radiológicas, las cuales permiten a los médicos interpretar las imágenes que se ven en las radiografías. Los medios de contraste son radioopacos y se utilizan para rellenar cavidades, como el esófago, el estómago, las vías urinarias o los vasos sanguíneos, y poder verlas en la radiografía, ya que de otra forma serían radiotransparentes y no pueden verse con detalle.
"Cuanto más rayos X lleguen a la película
más la impresiona y más negra se verá.
Cuanto menos rayos X lleguen, más blanca será la película"

Preparación del paciente

En general el paciente no precisa de una preparación especial, simplemente debe desnudar la zona a explorar y debe despojarse de todos los objetos metálicos y de adorno que pueden crear una imagen artefacto y dificultar la interpretación de la radiografía. La zona a explorar se coloca entre el tubo emisor de rayos X y la película fotográfica y en cuestión de minutos ya se dispone de la película revelada, de la radiografía que se ha solicitado. No existe ninguna contraindicación para la práctica de radiografías, que se pueden realizar con el paciente en cualquier lugar y en cualquier posición: de pie, de perfil, encamados, en el quirófano, etc.

El principal riesgo de la radiología es la capacidad de los rayos X de afectar a los tejidos vivos, puesto que aunque actualmente son mínimas, las dosis de radiación recibidas por un organismo se van acumulando a lo largo de la vida. En determinados casos puede favorecer la aparición de complicaciones de tipo neoplásico, más frecuentemente de tiroides, en personas con una predisposición genética apropiada que hayan recibido una dosis acumulativa suficiente de radiación.

Radiología Simple

Se pueden realizar radiografías de prácticamente todas las partes del cuerpo. La radiografía simple se obtiene situando la zona del cuerpo del paciente que se quiere estudiar entre el tubo de rayos X y la película o placa fotográfica. Desde un punto de vista práctico las radiografías simples se clasifican en tres grandes apartados:

Radiografía de tórax Radiografía de abdomen Radiografía del esqueleto Radiografía simple de tórax

La radiografía simple de tórax es sin duda la exploración radiológica más frecuentemente solicitada por los médicos. La proyección básica es la posteroanterior (PA) en inspiración forzada, que suele complementarse con la lateral, generalmente del lado izquierdo. En determinados casos o situaciones especiales se pueden solicitar distintas proyecciones como la anteroposterior, la lordótica, la radiografía en espiración, en decúbito lateral, etc.

Radiografía simple de abdomen

La proyección más habitual de la exploración radiológica del abdomen es la anteroposterior en decúbito supino, generalmente centrada a nivel del hígado, bazo y riñones.

Radiografía simple del esqueleto

La exploración de las estructuras óseas del esqueleto se suele realizar siempre con dos proyecciones, generalmente de frente y de perfil, por ejemplo de la columna lumbar. En caso de articulaciones dobles, como la rodilla, el hombro, la cadera, etc., sería recomendable realizar radiografías de ambas articulaciones para poder comparar una con la otra en busca de diferencias radiológicas.




Comentarios

yoha
2016-06-07 09:33:36
Hola quisiera saver porq en la radiografia d mi bebe se ve un pulmoncito negro y del otro lado nada pero en todas las radiografias salee asi m dijo un doc no avia terminad d desarollar el otro pulmon como puede ser.me explican porfavor....grax espero la respuest

lisete pores
2015-02-16 07:19:33
Mmm resulta que mi hija se cayo y le mandaron hacer radiografias pero el doctor no me explico bien que tenia y yo la miro veo unas mamchas en su manito isquierda y ante brazo y una pequeña trizadura mas ariba pero no se que pueda haver por eso me interza saber como verlas me podrian audar porfavor mi hija llora mucho y no mueve sh brazo ni mano

alejandro
2013-09-19 11:49:22
como estan quisiera saber cuales son los nombres de las 42 proyecciones de hombro, agradezco su ayuda.

marlee
2009-09-07 07:18:42
es muy interesante toda la informacion


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.