Actualidad Médica


Nuevo estudio demuestra relación entre anomalías en la poda sináptica y la esquizofrenia
6 de febrero 2019
Aunque estudios anteriores ya habrían demostrado la presencia de anormalidades estructurales que sugieren una posible asociación entre una poda sináptica anormal y esquizofrenia, este estudio, publicado en Nature Neuroscience, es el primero que consigue observar una poda sináptica excesiva en cultivos de células de pacientes con esquizofrenia. También ha estudiado la relación entre el uso de un antibiótico de amplio espectro, la minociclina, y un menor riesgo de desarrollar enfermedades psiquiátricas.

¿Qué es la poda sináptica?
La poda sináptica es un proceso que tiene lugar en el cerebro durante la adolescencia. Consiste en la eliminación de conexiones superfluas (sinapsis) entre neuronas. Los niños tienen dos veces más sinapsis que los adultos, lo cual les permite aprender más rápidamente. Al llegar a la adolescencia, comienza el proceso de poda sináptica, que por lo general se prolonga hasta los 20 años. La poda sináptica permite al cerebro adulto eliminar conexiones creadas durante la infancia para poder centrarse en tareas más complejas o que requieren mayor atención.

Diversos estudios ya han identificado una posible relación entre anormalidades en el proceso de poda sináptica y el desarrollo de la esquizofrenia, que es típicamente diagnosticada durante la adolescencia. Investigadores del Hospital General de Massachussetts (EE. UU) han hallado evidencias de que los individuos con esquizofrenia experimentan una poda sináptica superior a lo normal. Este nuevo estudio ha permitido modelar al menos una de las anomalías de la esquizofrenia «in vitro», lo cual esperan los investigadores que les permita utilizar estas células para probar nuevos tratamientos que corrijan dicha anomalía. El proceso de poda sináptica es realizado por las microglías, unas células del sistema inmunitario que cumplen un importante papel en el desarrollo del cerebro durante la adolescencia.

Los autores del estudio han desarrollado un nuevo método que permite el estudio de la poda sináptica en cultivos de células humanas de personas con esquizofrenia. A partir de monocitos extraídos de muestras de sangre, los investigadores desarrollaron células similares a microglias (Induced MicroGlia-like cells, o células IMG). A continuación, desarrollaron un método para medir la poda sináptica llevada a cabo por dichas células. Los investigadores vieron que las células IMG eliminaban las sinapsis de forma más rápida y extensiva cuando tanto las microglías como las sinapsis habían sido derivadas de pacientes con esquizofrenia. El resultado indicaría que microglías y neuronas contribuyen al aumento de poda sináptica en personas con esquizofrenia.

Se ha establecido relación entre diversos genes y un aumento del riesgo de esquizofrenia. Uno de los factores genéticos que presentan una mayor asociación está relacionado con el sistema de complemento, que ayuda a las células del sistema inmunitario a eliminar microbios y células moribundas. Los investigadores vieron que el aumento de expresión de una determinada proteína se asociaba a una mayor ingesta de sinapsis por parte de las células iMG. No obstante, esta variante no es la única causa que contribuye al aumento de ingesta por parte de las microglías.

¿Minociclina contra esquizofrenia?
Estudios anteriores han demostrado que un antibiótico de amplio espectro, la minociclina (empleado habitualmente con el acné), podría tener un efecto preventivo de enfermedades neurodegenerativas o contra la depresión mayor. Aunque se desconoce el mecanismo asociado, los investigadores trataron el cultivo de microglías con una serie de dosis de minociclina antes de ponerlos en contacto con neuronas desarrolladas de pacientes con esquizofrenia. Las dosis de minociclina más elevadas eliminaron casi por completo el proceso de eliminación sináptica.

A fin de determinar si la minociclina también podría reducir el riesgo de esquizofrenia en humanos (al reducir la poda sináptica durante la adolescencia) los investigadores analizaron los resultados de una serie de bases de datos sobre individuos bajo tratamiento por un trastorno psicótico. Los resultados revelaron que, de más de 22 000 individuos a los que se había prescrito al menos un antibiótico entre los 10 y los 18 años, 203 fueron diagnosticados con un trastorno psicótico. De los más de 3 800 casos que recibieron minociclina durante al menos 90 días presentaron un riesgo significativamente menor de diagnóstico de trastorno psicótico.

«Estos resultados, por más esperanzadores que resulten, son solamente un primer paso» comenta el autor principal del estudio, el Dr. R. Perlis, de la Escuela de medicina de Harvard. «Aunque estudiamos células de más pacientes que los de ningún estudio previo de que tengamos conocimiento, necesitamos cantidades aún mayores para entender mejor en qué se diferencian las células de los individuos con esquizofrenia. Tenemos razones para creer que estamos comenzando a comprender las causas de esta devastadora enfermedad, lo cual es un primer paso hacia el desarrollo de estrategias no solo para su tratamiento, sino también para su prevención. Pero queda mucho trabajo por hacer».

Fuente:   Massachusetts General Hospital (EE. UU.)

Vivir sin migraña

Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.