Actualidad Médica


Desarrollan un test para identificar el melanoma en sangre
18 de julio 2018
Científicos de la Universidad Edith Cowan de Australia han desarrollado un test que puede detectar el melanoma en la sangre. Un diagnóstico de la enfermedad en su fase inicial mejora drásticamente las posibilidades de supervivencia.

En la actualidad, dermatólogos y oncólogos utilizan exámenes visuales y biopsias para detectar el melanoma, un tipo de cáncer de piel que puede ser muy agresivo. Un test de sangre proporcionaría un método no invasivo y rápido para confirmar el diagnóstico de melanoma durante su fase inicial, lo cual podría salvar muchas vidas.

El test, desarrollado por científicos de la Universidad Edith Cowan de Australia, identifica en la sangre los auto-anticuerpos que produce el organismo para combatir el crecimiento inicial del cáncer. En una prueba inicial con 200 personas –de las cuales la mitad tenían cáncer- el test funcionó en un 81,5% de los casos. El siguiente paso será realizar una serie de pruebas clínicas. Estas durarán tres años, y su objetivo es aumentar la eficacia del test hasta un 90%. Los científicos encargados de su desarrollo creen que podría ser aprobado para su uso en la práctica clínica dentro de unos cinco años.

Detección precoz
El melanoma maligno, la variante más agresiva y mortal de cáncer de piel, es causado principalmente por una exposición prolongada a los rayos solares o a rayos ultravioleta A (UVA). Si bien especialistas y pacientes pueden identificar un melanoma (por medio de la regla ABCD), esta prueba diagnóstica podría acelerar y confirmar el diagnóstico, con lo que el tratamiento sería más eficaz. La profesora Mel Ziman, responsable del equipo de investigación, declaró que «con frecuencia, en la práctica clínica resulta difícil distinguir un melanoma en su fase inicial de una peca». El test de sangre pondría a disposición del médico de cabecera o dermatólogo una nueva herramienta diagnóstica que podría usar antes de considerar la necesidad de realizar una biopsia. «Si podemos eliminar el melanoma cuando tiene un espesor inferior a 1mm, las posibilidades de supervivencia son del 98-99%... pero, una vez se extiende por la piel, las posibilidades de supervivencia disminuyen drásticamente», comenta Ziman.

Un cáncer en expansión en todo el mundo
Según la OMS, el melanoma, aunque supone apenas el 1% de casos de cáncer de piel, es la causa la mayoría de muertes asociadas a estos tumores. Su incidencia, desde 1973, se ha disparado un 250%. Es uno de los cánceres más comunes en jóvenes. Australia es uno de los países con mayor tasa de incidencia del mundo: unas 1500 personas mueren de melanoma cada año en ese país. En España, las cifras han ido en aumento durante los últimos años: según un informe de 2017 de la Sociedad Española de Oncología Médica, «En los últimos años ha existido un crecimiento exponencial de los casos de melanoma. La incidencia en España ajustada por 100.000 habitantes es de 9,7 por cada 100.000 personas, con máxima frecuencia en Marbella (17,5) y mínima en Zaragoza (3,6) para el total de población».

Fuente:   Oncotarget


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.