Actualidad Médica


Resultados prometedores de una nueva inmunoterapia contra el cáncer
2 de febrero 2018
Un nuevo tratamiento de inmunoterapia ha dado resultados prometedores contra el linfoma en ratones. Los investigadores preparan un ensayo clínico con pacientes de linfoma.

El tratamiento activa de forma selectiva las células del sistema inmunitario infiltradas en el interior del tumor. Al inyectar este tratamiento de forma directa en el tumor, se consigue eliminar todo rastro de cáncer en los animales. El tratamiento también elimina metástasis no tratadas en otros órganos del cuerpo. Los investigadores consideran que la aplicación local de pequeñas cantidades de este agente podría llegar a ser una terapia contra el cáncer rápida y relativamente barata que no causará los efectos secundarios adversos observados con frecuencia en la estimulación del sistema inmunitario en todo el organismo.

Métodos de Inmunoterapia: demasiado complejos, demasiado caros
La mayoría de métodos de inmunoterapia desarrollados hasta ahora han tenido éxito, pero tienen una serie de inconvenientes: efectos secundarios difíciles de manejar, elevado coste, preparación difícil y prolongada, tiempo de duración del tratamiento. El método desarrollado por el Dr. Ronald Levy y su equipo, por el contrario, requiere una única aplicación de dos agentes para estimular las células del sistema inmunitario situadas en el interior del tumor. «En los ratones, vimos efectos sorprendentes que alcanzaban a todo el organismo: la eliminación de tumores en todo el animal», comenta Levy, uno de los autores del estudio.

Al comienzo del desarrollo de un cáncer, las células inmunitarias (células T) del organismo identifican las proteínas anormales presentes con frecuencia en las células cancerígenas y se activan para atacar al tumor. No obstante, a medida que éste crece, desarrolla medidas y métodos para suprimir la actividad de las células T. El método de Levi reactiva las células T situadas en el interior del tumor mediante la inyección de microgramos de dos agentes precisos. Uno de ellos es un pequeño fragmento de ADN que coopera con otras células inmunitarias para amplificar la expresión de un receptor denominado OX40 en la superficie de las células T. El otro agente es un anticuerpo que liga con OX40 y activa las células T para dirigirlas contra el tumor. Dado que los dos agentes son inyectados directamente en el tumor, tan sólo son activadas las células T que se han infiltrado en este.

Resultados prometedores
Algunas de estas células T "reentrenadas" para combatir contra las células cancerígenas, salen del tumor original y destruyen otros tumores idénticos que encuentran en otras partes del organismo. Este método funcionó sorprendentemente bien en ratones de laboratorio con linfoma en dos partes del cuerpo. El tratamiento eliminó por completo no sólo el tumor que recibió la inyección, sino también el segundo tumor no tratado. De un total de 90 ratones, se curaron 87. De los tres que tuvieron recidiva, también se curaron tras volver a recibir tratamiento. Los resultados fueron similares en ratones con tumores de mama, colon y melanoma.

«Cuando utilizamos juntos esos dos agentes, podemos ver la eliminación de tumores por todo el cuerpo», comenta Levy. «Este enfoque evita la necesidad de identificar dianas inmunitarias específicas para el tumor y no requiere la activación conjunta del sistema inmunitario o la personalización de las células inmunitarias del paciente». Uno de estos agentes ya ha sido aprobado para uso en humanos, y el otro ha sido ya probado en humanos en diversos ensayos clínicos. En enero de 2018 se puso en marcha un ensayo para probar el efecto del tratamiento en pacientes con linfoma.

El estudio fue publicado el pasado día 31 de enero en Science Translational Medicine.

Fuente:   Universidad de Stanford (EE. UU)


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.