Actualidad Médica


Hematoespermia: sangre en el semen
19 de mayo 2017
Aunque la presencia de sangre en el esperma es motivo de gran alarma en el paciente, en la gran mayoría de casos se trata de un síntoma benigno que remite al cabo de poco tiempo.

La presencia de sangre en el semen se denomina hematoespermia o hemoespermia. Puede darse en cantidades imperceptibles que sólo pueden verse con un microscopio, o puede ser claramente visible al eyacular. Por lo general se trata de un síntoma benigno, aunque si se produce en mayores de 40 años debe consultarse con el médico para descartar problemas más graves, especialmente si va acompañado de otros síntomas.

La hematoespermia puede indicar diversos problemas, desde una infección o inflamación de la próstata o la uretra. No obstante, la mayoría de casos se deben a microtraumatismos (roturas de pequeños vasos sanguíneos), inflamación o infección de las vesículas seminales, próstata o conducto deferente. En otros casos (los menos) la hemoespermia se debe a condiciones más graves como la amiloidosis de vesículas seminales, prostatitis (inflamación de la próstata) o cáncer prostático. La sangre en el esperma puede durar días o semanas, dependiendo de la causa y de si se han formado coágulos en las vesículas seminales. En un 70% de casos no se llega a identificar la causa.

Las causas más comunes de la presencia de sangre en el semen son:
Hiperplasia (agrandamiento) de la próstata
Infección de la próstata
Irritación o lesión de la uretra

Otros síntomas
Dependiendo de la causa, la hematoespermia puede ir acompañada de los siguientes otros síntomas:
Sangre en la orina
Fiebre
Dolor en la parte baja de la espalda (lumbago)
Dolor al defecar
Eyaculación dolorosa
Dolor al orinar
Hinchazón o sensibilidad en la zona inguinal

En hombres menores de 40 años sin factores de riesgo (historial clínico de cáncer, malformaciones urogenitales, trastornos hemorrágicos), la hemoespermia no suele requerir tratamiento: la mayoría de casos pueden explicarse por infecciones de transmisión sexual u otras infecciones urogenitales.

En hombres mayores de 40 años, la causa más común es la realización de biopsias de la próstata. No obstante, una hematoespermia recurrente, especialmente si va asociada a otros síntomas (fiebre, escalofríos, pérdida de peso, dolor óseo) debe requerir de estudio más detallado para descartar la posibilidad de cáncer de próstata.

Otras posibles causas en hombres mayores de 40 años son infecciones genitourinarias, inflamación, malformación vascular, formación de piedras, cáncer y ciertos trastornos sistémicos que aumentan el riesgo de sangrado.



Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.