Actualidad Médica


El desarrollo de leucemia linfoblástica aguda está vinculado a la exposición infecciosa
6 de octubre 2015
Una nueva investigación, en la que participan científicos españoles, muestra que el desarrollo de la leucemia linfoblástica aguda, el cáncer infantil más frecuente, está estrechamente vinculado a la exposición infecciosa. El estudio ha sido publicado en Cancer Discovery y puede contribuir a la prevención de esta enfermedad.

Un estudio del Centro de Investigación del Cáncer (CIC, centro mixto de la Universidad de Salamanca y el CSIC) y de la Universidad de Dusseldorf (Alemania), publicado en Cancer Discovery, indica que el desarrollo de la leucemia linfoblástica aguda está estrechamente vinculado a la exposición infecciosa. Los resultados pueden tener aplicación en la medicina preventiva frente a este tipo de cáncer, el más frecuente en la infancia.

Según los autores, el modelo experimental presentado permite comprender mejor los mecanismos internos que originan la leucemia linfoblástica aguda cuando el sistema inmune ha estado en contacto con agentes infecciosos en fase preleucémica, previa al diagnóstico clínico.

El trabajo ha demostrado que los ratones con susceptibilidad genética solo desarrollan leucemia linfoblástica aguda cuando son expuestos a patógenos comunes La comunidad científica sospechaba desde hace décadas que la leucemia linfoblástica resulta de la interacción intrínseca de la susceptibilidad genética de cada persona y los estímulos externos en la temprana infancia. Sin embargo, se desconocía cómo estos factores ambientales externos influyen en el sistema inmune de las personas que cuentan con determinada susceptibilidad y con el tiempo acaba desarrollándose este tipo de leucemia.

El trabajo ha demostrado que los ratones con susceptibilidad genética solo desarrollan leucemia linfoblástica aguda cuando son expuestos a patógenos comunes, mientras que los ratones que tenían dicha susceptibilidad y que no estuvieron en contacto con los patógenos no desarrollan a lo largo de su vida este tipo de leucemia.

Recursos también para la prevención
Los investigadores concluyen que la susceptibilidad genética no determina el desarrollo de este tipo de cáncer en ratones. Además, se han identificado células preleucémicas que requieren de determinadas alteraciones genéticas para que la leucemia se manifieste clínicamente.

Por último, los ratones que desarrollaron leucemia y fueron tratados con inhibidores adecuados vivieron más que aquellos que no los recibieron. Estos resultados permiten que se pueda dedicar por primera vez todos los esfuerzos a la prevención de la leucemia infantil y no solo a su diagnóstico y tratamiento.

Fuente:   Agencia SINC

Vivir sin migraña

Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.