Actualidad Médica


Relacionan asma y alergia con mayor riesgo de TDAH
16 de agosto 2013
El porcentaje de niños que son diagnosticados con trastorno de atención por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) se incrementa cada año, como también ocurre en todo el mundo con los casos de alergia y asma. Un nuevo estudio sugiere que podría haber una relación causal entre el aumento de estos tres trastornos.

Asma, alergias, TDAH
Un estudio publicado en el número de agosto de Annals of Allergy, Asthma & Immunology, apunta a una posible relación entre un historial de alergia y asma y un mayor riesgo de padecer TDAH en niños. Este riesgo sería especialmente agudo en niños con intolerancia a la lactosa. Los autores del estudio, pertenecientes a diversos centros de investigación holandeses y estadounidenses, estudiaron a 884 niños con TDAH y a 3.536 sin la patología. De los niños con TDAH, un 34% tenían asma y un 35% con algún trastorno alérgico. El estudio también sugiere que los fármacos empleados para tratar dichos trastornos pueden estar asociados con el mayor riesgo de TDAH. Las alergias y el asma tienen un fuerte componente hereditario, cosa que también ocurre con el TDAH. Así, si ambos padres son alérgicos, las posibilidades de que su hijo padezca alergia son de un 75%; si ninguno de los padres es alérgico, tan sólo será de un 10-15%.

Este estudio viene a reforzar las cada vez más numerosas pruebas de la existencia de una posible relación entre TDAH infantil, asma y alergia, aunque, advierten los autores, serán necesarios estudios interdisciplinares más en profundidad para comprender los mecanismos causales y para evaluar posibles terapias o medidas preventivas.

El TDAH
El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos conductuales más comunes: afecta a un 5-10% de la población infantil y juvenil. Es un trastorno neurológico provocado por el desequilibrio entre dos neurotransmisores cerebrales, la noradrenalina y la dopamina, lo que afecta a las áreas del cerebro encargadas del autocontrol y del comportamiento. Sus síntomas suelen ser hiperactividad, impulsividad (dificultad para controlar conductas, emociones) y falta de atención (al niño le resulta muy difícil concentrase en una tarea concreta). Se trata de un trastorno predominantemente masculino: el 80% de los afectados son niños.

Un estudio publicado en enero de 2013 afirma que el porcentaje de niños estadounidense a los que se diagnosticó TDAH se disparó entre 2001 y 2010. El estudio analizó los datos informatizados de cerca de 850.000 niños de edades comprendidas entre los 5 y los 11 años que habían recibido atención en el centro médico Kaiser Permanente entre 2001 y 2010. A un 4,9% de dichos niños, (39.200) se les diagnosticó TDAH durante la primera década del siglo XXI. Al examinar también el porcentaje de diagnóstico inicial de TDAH, los investigadores vieron que la incidencia de nuevos casos de TDAH aumentó de un 2,5% en 2001 a un 3,1% en 2010: un aumento relativo del 24%. El estudio también confirmó un dato ya conocido: el TDAH afecta más a los niños que a las niñas: de cada cuatro casos de TDAH, tres correspondían a niños. El volumen de ingresos de la unidad familiar también debe tenerse en cuenta. Los niños pertenecientes a familias con ingresos por encima de la media tenían 20% más posibilidades de ser diagnosticados de TDAH que los niños pertenecientes a familias con unos ingresos anuales inferiores.

Fuente:   Annals of Allergy, Asthma and Immunology


Comentarios

No se encontraron resultados.

Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.