Publicidad
Inicio Enfermedades Especialidades Actualidad Zona Prensa Enlaces Consultas Médicas
Medicina 21

Zona de Prensa

Las esferas vaginales con fines terapéuticos se venderán en las farmacias
23 de Junio 2010
Masterfarm lanza al mercado las tradiciones “bolas chinas” con las garantías propias de un producto sanitario

La incontinencia urinaria afecta en España a más de 3,5 millones de personas

El laboratorio farmacéutico Masterfarm ha diseñado una innovadora línea de productos para tonificar y fortalecer la musculatura del suelo pélvico con el objetivo de mejorar, entre otros, el problema de la incontinencia urinaria entre las mujeres.

 

De la nueva gama de productos destaca PelvicGym, un producto sanitario consistente en dos esferas de color rosa pálido –cada una posee en su interior otra esfera más pequeña- unidas por un cordel que se prolonga hasta el exterior para facilitar su extracción y revestidas de silicona médica. Las esferas intravaginales, que hasta ahora se conseguían en los sex-shops, se  colocan en el fondo de la vagina y dan lugar a una contracción muscular involuntaria que evita que caigan. Cuando la mujer camina o se mueve, las esferas producen una vibración, lo que consigue el fortalecimiento de la musculatura vaginal. El nuevo producto ofrece la garantía de calidad farmacéutica, un diseño adecuado a tal función, de prescripción médica y de distribución en el canal farmacia.

 

Para facilitar la introducción en la cavidad vaginal, Masterfarm propone aplicar sobre las esferas PelvicGel, un gel lubricante de base acuosa con ácico hialurónico, con lo que se obtiene una óptima lubricación diferente a los disponibles actualmente en el mercado. Para completar el tratamiento que  ayuda a reforzar la musculatura  del suelo pélvico, Masterfarm presenta PelvicForte, un complemento alimenticio, a base de ácido fólico, ácido hialurónico, colágeno hidrolizado, creatina, cromo, magnesio, colina, ácido docosahexaenico y uridina.

 

El producto PelviGym está disponible en las farmacias de toda España desde el pasado mes de mayo, con precio alrededor de los 27,50€ y está prevista su comercialización a nivel europeo a corto plazo.

 

El objetivo primordial de estas esferas vaginales no es inducir placer, sino mejorar el tono muscular del suelo pélvico y vaginal. Como consecuencia, se produce a medio/largo plazo, una mejora de las relaciones sexuales.

 

 

Más de 3,5 millones de españoles afectados

 

La incontinencia urinaria constituye un problema de tipo socio-sanitario de primer orden cuyas cifras se siguen incrementando cada año. Datos recientes, de 2009, situarían la prevalencia alrededor del 7,9%, siendo del 12,2% en mujeres y del 3,6% en la población masculina.  Con la edad, el problema aumenta, pudiendo afectar entre un 26,6% en mujeres de 65 a 74 años y el 10,2% de la población masculina del mismo rango de edad.

 

Según indica Julián Agut, “con la línea de productos pelvis ofrecemos una herramienta a la clase médica y sanitaria con el objetivo de prevenir y mejorar este problema”. Para el CEO de Masterfarm, “además de un problema higiénico, el trastorno representa un serio condicionante para las relaciones laborales, sociales y afectivas de la mujer. “Lo que nos ha motivado también al laboratorio a innovar en este sentido es el interés que hemos detectado en el sector médico-sanitario –ginecólogos, urólogos, fisioterapeutas, comadronas, etc.- en poder prescribir un producto terapéutico que reuniese todos los requisitos sanitarios y cuya venta se realizase en farmacias”, concluye Agut.

 

 

Incontinencia urinaria

 

El sistema urinario se ve afectado por la debilidad muscular de la zona pélvica. La incontinencia urinaria de esfuerzo provoca un escape involuntario de la orina con un elevado impacto sobre la calidad de vida del paciente.

 

Las patologías del suelo pélvico afectan principalmente a mujeres, ya que en éstas influyen factores de riesgo como el embarazo y el parto. Durante el embarazo el útero debe soportar un mayor peso que, asociado a un efecto relajador provocado por las hormonas, lleva a un debilitamiento muscular. Además, durante el parto, se produce una distensión y elongación de los elementos perineales. Todos estos cambios son reversibles pero las estructuras pueden quedar afectadas y a menudo producen lesiones en los tejidos de sostén y dejan secuelas como la incontinencia urinaria.

 

Las estructuras pélvicas también pueden experimentar un debilitamiento por otras causas como:

 

  • Menopausia: los cambios hormonales provocados por la disminución de estrógenos pueden provocar pérdidas de flexibilidad, atrofia e hipotonía. 
  • Actividades deportivas: las actividades que conllevan saltos, correr o aterrizajes de alto impacto aumentan la presión intraabdominal y pueden empeorar el tono de la musculatura del suelo pélvico.
  • Herencia: existen pacientes con mayor riesgo genético de padecer disfunciones de suelo pélvico.
  • Hábitos cotidianos: como retener la orina, vestir prendas muy ajustadas, consumir algunos alimentos –bebidas con gas, café y té, entre otros-, practicar canto o tocar instrumentos de viento, la obesidad, el estreñimiento y la tos crónica.


Temas Relacionados

We comply with the HONcode standard for trustworhy health information: verify here.

Innobit Wmc