Publicidad
Inicio Enfermedades Especialidades Actualidad Zona Prensa Enlaces Consultas Médicas
Medicina 21

Enfermedades - Diabetes
Seleccione el comienzo de la enfermedad de la cual desea saber más

Aspirina previene los ataques cardiacos
23 de Enero 2001
En la lucha contra las enfermedades cardíacas y el ictus cerebrovascular, las dosis bajas de Aspirina son un poderoso aliado, tal como demuestra una reciente investigación, para la prevención del primer ataque cardíaco o ictus en personas con algún factor de riesgo cardiovascular

Tal como publica la revista The Lancet en su número del 13 de enero, en un estudio con casi 4.500 hombres y mujeres de más de 50 años de edad, investigadores italianos demuestran que una dosis diaria de 100 mg de Aspirina reduce a la mitad el riesgo de muerte a causa de un ataque cardíaco o de un ictus. Sin embargo, las dosis diarias de vitamina E, no han demostrado beneficio alguno, a excepción de la reducción del riesgo de enfermedad de las arterias de las piernas.

El equipo de investigadores italianos, dirigido por la Dra. Maria Carla Roncaglioni del Istituto di Recerche Farmacologische de Milán, estudió hombres y mujeres con al menos un factor de riesgo cardiovascular, como presión arterial elevada, diabetes u obesidad. Los sujetos fueron distribuidos para tomar Aspirina y vitamina E, Aspirina sola, vitamina E sola, o ninguna de las dos. Tras un seguimiento de más de 3 años y medio, el estudio se interrumpió de forma precoz gracias al más que evidente beneficio de Aspirina.

Los investigadores encontraron que además de la gran reducción del riesgo de muerte, Aspirina también reducía el riesgo de padecer un ataque cardíaco y un ictus no fatales, dolor torácico y otros problemas cardiovasculares. Las complicaciones hemorrágicas fueron más comunes entre los sujetos que tomaban Aspirina, pero aún así fueron muy infrecuentes.

Junto con los resultados de investigaciones anteriores, estos hallazgos proporcionan a los médicos “confianza” para seguir recomendando dosis bajas de Aspirina para la prevención del primer ataque cardíaco o del primer ictus cerebrovascular, tal como afirma un editorial publicado por el Dr. Walter W. Roser de la Universidad de Toronto, Canadá, junto con el artículo de los investigadores italianos en el mismo número de la revista The Lancet.






Comentarios
0
No hay comentarios sobre este tema

Comentarios Anteriores   

Añadir Comentario
* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.
Nombre:   ( En caso de no querer ser identificado, utilice un pseudónimo )
E-mail:  
Comentario:
Código de seguridad
* Por razones de seguridad introduzca el siguiente código númerico en el recuadro:




Temas Relacionados

We comply with the HONcode standard for trustworhy health information: verify here.

Innobit Wmc