Artículos de Medicina 21


Antibióticos. Lo que hay que saber para evitar las resistencias bacterianas
21 de marzo 2016
Los antibióticos son el mejor tratamiento para las infecciones bacterianas, pero su uso debe ser el apropiado para evitar la aparición de resistencias
Los antibióticos representan una parte muy importante de la medicina moderna. Sin los antibióticos, la medicina moderna sería imposible: operaciones que ahora son rutinarias pasarían a tener un porcentaje de complicaciones y mortalidad altísimo, por no mencionar la quimioterapia o trasplantes. Estos medicamentos se utilizan para tratar las infecciones producidas por las bacterias. Los siguientes hechos sobre los antibióticos deberían ayudar a comprender cómo funcionan estos medicamentos, sus posibles efectos secundarios y la importancia de tomar los antibióticos tal como ha prescrito el médico. 

Los antibióticos representan una parte muy importante de la medicina moderna. Sin los antibióticos, la medicina moderna sería imposible: operaciones que ahora son rutinarias pasarían a tener un porcentaje de complicaciones y mortalidad altísimo, por no mencionar la quimioterapia o trasplantes. Estos medicamentos se utilizan para tratar las infecciones producidas por las bacterias. Los siguientes hechos sobre los antibióticos deberían ayudar a comprender cómo funcionan estos medicamentos, sus posibles efectos secundarios y la importancia de tomar los antibióticos tal como ha prescrito el médico.

Los antibióticos solamente son útiles frente a las infecciones producidas por las bacterias. No son eficaces frente a ninguna de las infecciones producidas por los virus. Por esta razón, el médico no siempre va a recetar un antibiótico ante una infección.

Algunos antibióticos son eficaces solamente frente a determinados tipos de bacteria, otros son eficaces frente a una gran variedad de bacterias. Son infecciones bacterianas clásicas la amigdalitis, la sinusitis, las infecciones pulmonares y las urinarias. Pero muchas de las infecciones más comunes como el resfriado, la gripe, la faringitis, algunas otitis y alunas bronquitis agudas están producidas por virus y los antibióticos no sirven porque no destruyen los virus. Además, pueden producir efectos secundarios y su uso indiscriminado contribuye al problema de las resistencias bacterianas, actualmente en aumento.

En función de los síntomas de la enfermedad y de las pruebas de laboratorio cuando sean necesarias, el médico realizará el diagnóstico de la causa de la infección y seleccionará el tratamiento: el mejor antibiótico para la infección producida por una bacteriana específica y antivíricos para algunas enfermedades víricas.

Los antibióticos solamente son útiles frente a las infecciones producidas por las bacterias. No son eficaces frente a ninguna de las infecciones producidas por los virus.

Todos los antibióticos pueden producir algún efecto secundario: náuseas, diarrea y dolor de estómago, son los más comunes. Algunas personas pueden desarrollar una reacción alérgica leve en forma de erupción cutánea y picor, o grave en forma de dificultad respiratoria. Algunos antibióticos destruyen bacterias que viven en nuestro organismo y que son útiles para algunos de sus procesos y estas bacterias "buenas" son reemplazadas por otras que causan diarrea o facilitan una infección por hongos.

Lo más problemático es la resistencia de una bacteria a un antibiótico que antes era efectivo. Es más probable que la resistencia se desarrolle tras un tratamiento antibiótico prolongado o por el empleo de antibióticos que destruyen a una gran variedad de bacterias. La resistencia bacteriana a los antibióticos es un problema en aumento y existe cierta preocupación de que en un futuro algunas infecciones no puedan ser tratadas con los antibióticos actuales porque estos ya no serán eficaces contra ella. Esta resistencia está causada por el uso indiscriminado de antibióticos, en especial para el tratamiento de las infecciones víricas comunes como el resfriado o la gripe y otras infecciones de las vías aéreas.

Algunos antibióticos son eficaces solamente frente a determinados tipos de bacteria, otros son eficaces frente a una gran variedad de bacterias.

Solamente deben emplearse los antibióticos tal como ha prescrito el médico. Si se toman otras medicinas hay que consultarlo con el médico. Y nunca tomar antibióticos que hayan sido recomendados por otra persona o para otra infección, así como tampoco recomendar a otra persona el antibiótico que estamos tomando nosotros.

Tres recomendaciones básicas para maximizar la efectividad del tratamiento antibiótico:

La dosificación es un factor muy importante de la eficacia del antibiótico. Si la dosis del antibiótico no es la adecuada no será efectivo para el tratamiento de la infección y existe mayor probabilidad de que las bacterias desarrollen resistencias. Esto se debe al hecho de que las bacterias pueden continuar creciendo y desarrollando formas de enfrentarse a los efectos de los antibióticos.

Los antibióticos deben tomarse durante todo el tiempo que ha sido prescrito por el médico. Muchas veces los pacientes interrumpen la administración de un antibiótico cuando se empiezan a encontrar mejor y creen que la enfermedad ya está superada. Sin embargo, aún cuando hayan desaparecido los síntomas, las bacterias pueden estar aún presentes en pequeñas cantidades y la infección puede volver a aparecer si se interrumpe la toma de los antibióticos. No completar el tiempo de tratamiento recomendado también facilita la aparición de resistencias bacterianas.

No hay que guardar ni reutilizar los antibióticos. Siempre habría que tomar todo el tratamiento prescrito por el médico, de manera que no "sobre" un resto de tratamiento. Sin embargo, si pasa esto, no habría que tomar el antibiótico que ha sobrado para tratar otra infección. Las distintas infecciones requieren diferentes tipos de antibióticos de manera que guardar lo que ha sobrado, con mucha frecuencia no es útil.

Sólo un profesional médico está capacitado para determinar si se está padeciendo una infección y qué tipo de antibiótico es el más efectivo y el más seguro para la infección que se está padeciendo.

© Medicina 21 - Ediciones Farmavet



Comentarios

Carlos
2016-06-01 06:24:34
Yo tenia grandes dolores en el año tras colocarme antibióticos., mas precisamente amoxilina. Felizmente fui al medico y me dijo que debía tomarlo por la boca con agua que no eran supositorios. Y desde ahí Santo remedio. Desde que empiece a tomarlos como pastillas no me dolió mas el ano. Gracias doctor.

Diana
2016-02-02 07:16:57
me prescribieron un tratamiento para combatir la helicobactory pilory con el siguiente esquema de dosificación dos cucharadas de sufalcrato durante la mañana y noche, una pastilla en ayunas de esoprazol tetraciclina 500 c/6 horas y metranadizol c/8 horas voy por el tercer día y tengo revuelto el estomago,Sigo respetando esta dosificación o hay alguna manera de contrarrestar este efecto secundario sobre el estomago.Desde ya muchas gracias

Kyka
2016-01-18 07:29:17
Buen día, quiero saber cuanto tiempo debo esperar después de terminar un tratamiento con antibióticos ( moxiflixacino) para una sinusitis crónica, para poder iniciar otro para una helicobacter pilori con anoxicilina y claritromicina. Muchas gracias.

Clara
2016-01-11 06:33:53
Se puede tomar antibiotico de tres dias en estado de fiebre de 7 horas 39.5?

Jose
2016-01-05 07:18:55
Tuve amigdalitis, tome antibioticos 7 dias, me recupere pero han pasado 2 dias y vuelvo a tener dolor de garganta con alguna placa. Puedo volver a tomar antibiotico?

Ali hassan mustapha
2015-10-22 06:18:17
Hola, estoy tomando antiviotico para la infeccion de amigdalitis llevo una semana y aun sigue el dolor hasta cuanto tiempo puedo seguir tomando? Se llama amoxcilina acido clauvurico cinfa 875/125ml


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.