Artículos de Medicina 21


Hemorroides, un problema muy común
Autor: Dr. Salvador Giménez - Revisado: 11 de julio 2012
Las hemorroides (o almorranas) son uno de los problemas más comunes del final del tubo digestivo, muy frecuentes tanto en hombres como en mujeres. Se calcula que la mitad de la población tiene hemorroides a los 50 años.

¿Qué son las hemorroides

Las hemorroides son unas dilataciones de las venas que se encuentran en el tramo final del recto o en el ano. Estas venas se inflaman en ocasiones, y pueden doler y sangrar con la fricción, pues se hallan en el lugar de paso del natural mecanismo de la defecación.

Las hemorroides son un problema muy frecuente en nuestra sociedad, tanto en hombres como en mujeres. Se calcula que la mitad de la población tiene hemorroides a los 50 años.

Se calcula que la mitad de la población tiene hemorroides a los 50 años

Las hemorroides son también muy frecuentes en las mujeres embarazadas, por la presión que produce el feto en el abdomen y porque los cambios hormonales provocan un crecimiento de los vasos sanguíneos. De todos modos, generalmente se trata de un problema temporal, que suele mejorar tras el parto.

Existen dos tipos de hemorroides: las hemorroides internas, que se encuentran en el interior del recto, y las hemorroides externas, que se encuentran por debajo de la piel que rodea al ano.

  • Las hemorroides internas suelen ser indoloras pero, en ocasiones, sangran de manera abundante. Las hemorroides internas pueden, además, alargarse y salir fuera del cuerpo a través del ano: este fenómeno se llama prolapso. Las hemorroides prolapsadas son más dolorosas y pueden irritarse o inflamarse.
  • Las hemorroides externas son fáciles de diagnosticar, incluso por uno mismo. Cuando se frotan o rascan, incluso con el papel higiénico, empiezan a sangrar. También pueden protuir o prolapsar a través del ano.

La mayoría de las hemorroides son internas y no prolapsadas.

Cómo se producen las hemorroides

Las hemorroides aparecen cuando hay demasiada presión sobre las venas del recto.

Los factores que contribuyen a aumentar la presión sobre las venas rectales son:

  • El estreñimiento
  • El contener la defecación fisiológica normal
  • La diarrea
  • El embarazo y el parto
  • La obesidad
  • La tos crónica
  • La sedestación prolongada (estar sentado mucho tiempo)
  • Las enfermedades hepáticas

Las crisis hemorroidales pueden ser moderadas o severas.

Un abuso de alcohol o un periodo de estrés pueden desencadenar una crisis hemorroidal.

Cuáles son sus síntomas

Los síntomas más frecuentes que producen las hemorroides son:

  • Picor
  • Quemazón
  • Sangrado anal
  • Hinchazón (inflamación)
  • Dolor

El dolor en un contexto de hemorroides suele ir asociado al prolapso hemorroidal o a la presencia de un coágulo en un caso de hemorroides externas severo.

El pronóstico y la conveniencia de operar unas hemorroides internas está en función de su grado:

  • Hemorroides de 1er grado: El síntoma principal es el sangrado anal, y no existe prolapso.
  • Hemorroides de 2º grado: Prolapsan sólo al defecar, pero vuelven al interior del recto al acabar la defecación.
  • Hemorroides de 3er grado: Prolapsan con la defecación, y no vuelven al interior del recto si no se las ayuda con los dedos
  • Hemorroides de 4º grado: Están siempre prolapsadas, incluso fuera del acto de la defecación
Como prevenir la aparición de hemorroides

Cuando exista sangrado por el ano, asociado o no a la defecación, siempre debe consultarse con el médico. La causa más frecuente de sangrado son las hemorroides, pero también pueden causar sangrado rectal otras enfermedades más serias, como el cáncer de colon.

Cuando exista sangrado por el ano, asociado o no a la defecación, siempre debe consultarse con el médico

Para prevenir la aparición de hemorroides, y aliviar sus molestias, es conveniente seguir estas recomendaciones:

Tomar una dieta rica en fibra, y beber agua en abundancia. Si fuera necesario, consultar con el médico la conveniencia de tomar un laxante suave para ablandar las heces. No abusar de los laxantes. La diarrea puede ser tan problemática para el ano como el estreñimiento más pertinaz Consulte a su médico qué tratamiento puede seguir para aliviar los síntomas El ejercicio regular mejora el estreñimiento y, por lo tanto, los problemas de hemorroides Evite limpiarse con papel higiénico después de la defecación, pues el roce y la fricción empeoran los síntomas. Es más aconsejable limpiarse con agua y secarse con cuidado Evite levantar pesos pesados. No abuse del alcohol ni de la comida picante

© Medicina 21 - Ediciones Farmavet



Comentarios

Cristian
2016-09-01 13:02:48
Hola tengo ace mas de semana dolor anal ...creo q son hemorroides p me duela al defecar y muchas veces me da picazon...hay algo q pueda aser p q se me quiten...grs y sds

mike
2016-04-04 06:45:34
hola, estoy padeciendo de hemorroides internas ya hace un mes y no se me quitan, no sangro ni nada, solo me siento algo inflamado adentro y mucho estrenimiento. ademas siento comoo poca lubricacion en el conducto del ano, aconsejenme cuales serian las causas y q elimina esto, gracias

Jorge
2016-03-22 08:24:26
23 años, desde hace tiempo sentía unas bolsitas en el culo pero no les di importancia, apenas vi que empecé a sangrar un poco y al siguiente día al limpiarme vi muchísima sangre, al ver dentro del retrete vi que había mucha sangra así han pasado dos días iguales y hoy en el tercero ya no sangre, tengo miedo que pueda ser cáncer de colon, ojala sean solo hemorroides! Saludos a todos y mucho ánimo! Es un tema muy difícil de siquiera buscar en Internet

Janeth
2016-03-21 07:23:55
Doctor, tuve hemorroides externas que terminaron reventandose, pero me quedó una piel sobrante junto al ano..No me molesta para nada pero es antiestetico. Cómo se puede eliminar? Dios lo bendiga. Gracias.

patricia
2015-11-09 07:44:37
tengo sangrado rojo.,,, no negro,,,,, cuando voy a defecar.,,,,,,,,,,,, y es abundante

David
2015-10-28 14:58:38
Lo mejor, por experiencia propia, es hace una mezcla de hoja de aloe, con miel y unas 3 cuhcaradas de algún licor que sea deivado de una planta, como el tequila, pero puede ser otro: Se le quitan las espinas a la hoja de aloe, se parte en pedazos pequeños, se pone en la licuadora junto con la miel de abeja y el licor. Colo calculas que quede una mezca manejable, las cantidades de miel y hoja de aloe no son tan importantes, lo importane es tener la mezca. No la debes pasar por un colador. Te tomas una cucharada o dos todos los días. Si lo haces permanentemente, no te hace daño, más bien es un remedio natural para muchas enfermedades...si no tienes otrs enfermedades, pues las previenes. Puedes encontra esta receta gratis en Internet, es original de un religioso brasileño.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.