Artículos de Medicina 21


Hemorragias uterinas anormales
Autor: Dr. Salvador Giménez - 8 de octubre 2002
Útero
Una hemorragia uterina anormal es aquella que se aparta del patrón menstrual habitual de una mujer en cuanto a su momento de aparición, duración y/o cantidad de sangrado

Una hemorragia uterina anormal es aquella que se aparta del patrón menstrual habitual de una mujer en cuanto a su momento de aparición, duración y/o cantidad de sangrado. Existen dos tipos de hemorragias uterinas anormales en función de su causa. Si el origen de la hemorragia se halla en una lesión en los órganos genitales hablamos de hemorragias uterinas orgánicas mientras que si se debe a un desequilibrio de las hormonas sexuales hablamos de hemorragias uterinas disfuncionales.

HEMORRAGIAS UTERINAS ORGÁNICAS

·         Fibromas

Los fibromas son tumores de tejido muscular, de carácter benigno, es decir, no canceroso, que crecen en las paredes del útero. En ocasiones el fibroma, también llamado mioma o leiomioma, crece en la pared externa del útero y está fijado allí por medio de un pedículo. Su tamaño es variable, desde el tamaño de un guisante hasta el de una naranja o un melón pequeño. Alrededor de 2 de cada 10 mujeres que no han alcanzado la edad de la menopausia tienen fibromas o miomas.

Los fibromas pueden no producir síntoma alguno o producir dolor y hemorragia. Si son de gran tamaño y presionan la vejiga urinaria pueden dificultar el vaciamiento de orina de la vejiga. También pueden dificultar el embarazo y el parto, y producir abortos y recién nacidos prematuros.

Los fibromas pueden no producir síntoma alguno o

producir dolor y hemorragia

Existen varias opciones terapéuticas disponibles para los fibromas. La elección de una de ellas se basa en el tamaño del fibroma, su localización, si existe embarazo en curso o se desea o no tener más hijos. La “observación expectante” puede ser la única medida necesaria  si el fibroma es pequeño y no produce síntomas. Las visitas periódicas con el ginecólogo con el examen pélvico habitual en cada visita permitirá el control de la evolución del fibroma.

Entre los tratamientos médicos no quirúrgicos de los fibromas se encuentran las hormonas y los analgésicos. La hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH) puede hacer que el fibroma se reduzca de tamaño, lo que puede evitar la intervención quirúrgica, o que esta sea más fácil. Los analgésicos que pueden emplearse habitualmente son el ibuprofeno y el paracetamol, por ejemplo.

El tratamiento quirúrgico de los fibromas pasa por

la histerectomía o la miomectomía

El tratamiento quirúrgico de los fibromas pasa por la histerectomía o la miomectomía. La histerectomía consiste en la extirpación completa del útero y se emplea cuando los fibromas producen síntomas, han crecido rápidamente o son de gran tamaño. La miomectomía es la extirpación exclusivamente del fibroma o mioma sin extirpar el útero, lo que permite un futuro embarazo, si bien el parto deberá realizarse mediante cesárea.

La recuperación tras la intervención suele durar de 3 a 4 semanas. En el 20% de los casos se requiere una transfusión de sangre y en el 30% de los casos aparece fiebre tras la operación. En algunos casos se desarrollarán adherencias cicatriciales en la pelvis meses después de la cirugía, Estas complicaciones son más frecuentes cuando hay más de un fibroma y cuando son grandes. Tras la miomectomía puede volver a crecer el fibroma y entonces es de nuevo necesaria la cirugía. Por tanto, es importante comentar con el médico las diferentes opciones para decidirse por el mejor tratamiento.

Otra opción quirúrgica es la cirugía con láser, que habitualmente es un tratamiento ambulatorio. La cirugía con láser emplea una fuente de luz de elevada intensidad para eliminar el fibroma.

Y dependiendo de la localización del fibroma, también puede ser posible su extirpación mediante laparoscopia. Otra posibilidad es que el médico inserte un tubo hueco y fino, llamado histeroscopio, con un láser en su interior, a través de la vagina hasta el interior del útero, con una herramienta tipo rascador, para eliminar el fibroma de la pared interna del útero.

·         Endometriosis

 

El endometrio es la capa de tejido que recubre el interior del útero. Cada mes, durante el ciclo menstrual, el tejido endometrial se engrosa y es eliminado con la menstruación. La endometriosis representa que existe tejido endometrial fuera del útero, generalmente en el abdomen y que tiene el miso ciclo que el del interior del útero. Esto puede producir cicatrices en los órganos donde se encuentra este tejido.

La endometriosis puede producir dolor pélvico de gran intensidad así como hemorragias anormales, generalmente coincidiendo con la menstruación. El dolor durante la penetración también es un signo frecuente, aunque es posible tener endometriosis sin que haya ningún síntoma. La endometriosis es la principal causa de infertilidad, de incapacidad de quedarse embarazada y con frecuencia no se diagnostica hasta que se investiga la causa de esta infertilidad.

La endometriosis puede producir dolor pélvico de gran intensidad así

 como hemorragias anormales, generalmente coincidiendo con la menstruación

La endometriosis desaparece con la menopausia y durante el embarazo, ya que el crecimiento del tejido endometrial depende de la presencia de los estrógenos. Si tras la menopausia se toma tratamiento hormonal sustitutivo con estrógenos, puede volver a crecer de nuevo este tejido endometrial. La endometriosis es una enfermedad crónica que puede volver a aparecer tras el tratamiento médico o quirúrgico.

La única forma de confirmar la existencia de una endometriosis es a través de un procedimiento diagnóstico, la laparoscopia.

El tratamiento de la endometriosis tiene varias opciones terapéuticas. La mejor opción dependerá de si la medicación alivia o no el dolor y si se desea un futuro embarazo o no. Cada tratamiento tiene riesgos y beneficios que hay que conocer antes de decidirse por una de estas opciones.

La única forma de confirmar la existencia de una endometriosis es

 a través de la laparoscopia

En el tratamiento no quirúrgico de la endometriosis se incluyen las hormonas y los analgésicos. Existen dos tipos de tratamiento hormonal: para que el organismo crea que hay un embarazo o para que crea que ha llegado la menopausia. Ambos tratamientos interrumpen la producción de los mensajes que producen al crecimiento del tejido endometrial. Las píldoras anticonceptivas pueden emplearse durante unos meses para intentar disminuir las adherencias en las mujeres que desean un embarazo. Otras hormonas como la GnRH (hormona liberadora de gonadotropinas) y el danazol, también pueden ayudar a aliviar el dolor de la endometriosis. Entre los analgésicos más utilizados se encuentra el ibuprofeno, en ocasiones asociado a codeína si el dolor se severo.

Para el tratamiento quirúrgico de la endometriosis pueden utilizarse varias técnicas. La laparoscopia con láser permite eliminar las adherencias mediante escisión con láser o cauterización eléctrica, tras la introducción de un pequeño tubo por una incisión en el abdomen. La histerectomía aislada puede no ser suficiente puesto que los ovarios siguen produciendo estrógenos, por lo que hay que extirpar también los ovarios y las trompas de Falopio. Si la endometriosis afecta al intestino puede ser necesaria la resección de alguna sección intestinal. La sección de los nervios sacros puede aliviar el dolor de la endometriosis.


·         Hiperplasia endometrial

 

La hiperplaia endometrial es una enfermedad en la que la capa de tejido que recubre el útero, el endometrio, se vuelve muy grueso, lo que produce hemorragias anormales. Se cree que está producida por un nivel demasiado elevado de estrógenos. En función de la edad de la mujer y del tiempo que haga que padece esta hiperplasia, puede ser necesaria la realización de una biopsia para excluir la presencia de un cáncer, antes de empezar un tratamiento.

Para el tratamiento de la hiperplasia endometrial pueden emplearse la píldora anticonceptiva o de progesterona. A menudo la histerectomía es el tratamiento más recomendable. Si no se realiza una histerectomía hay que controlar periódicamente la evolución de la enfermedad por el riesgo de que pueda desarrollarse un cáncer de endometrio.

HEMORRAGIAS UTERINAS DISFUNCIONALES

·         Meno-metrorragia

 

Con este término se conoce a la hemorragia menstrual muy abundante o muy prolongada, más de lo normal. Así como se acerca la edad de la menopausia es más difícil predecir cuando empezará la siguiente menstruación. El periodo de tiempo entre dos menstruaciones puede acortarse o alargarse. Y la menstruación puede ser más abundante o prolongarse más de lo normal, hasta varias semanas. Esto se conoce como hemorragia uterina disfuncional (HUD), la cual afecta con más frecuencia a mujeres de más de 45 años de edad y se cree causada por un desequilibrio entre las hormonas que controlan el ciclo menstrual.

En el tratamiento de la hemorragia menstrual abundante o prolongada

pueden ser útiles las píldoras anticonceptivas u otros tratamientos hormonales

En mujeres más jóvenes también puede aparecer una HUD, generalmente a causa de ciclos menstruales irregulares. Los síntomas son preocupantes y pueden limitar la capacidad de realizar actividades. En ocasiones estos síntomas son un signo de una enfermedad más grave y normalmente el médico examinará la historia clínica de la mujer, solicitará una analítica de sangre y en función de los resultados y de la edad puede recomendar la realización de una biopsia con objeto de excluir la existencia de una hiperplasia endometrial.

En el tratamiento de la hemorragia menstrual abundante o prolongada pueden ser útiles las píldoras anticonceptivas u otros tratamientos hormonales. En determinados casos puede ser suficiente la observación expectante. Un procedimiento quirúrgico llamado ablación endometrial puede ayudar a controlar tales hemorragias. .

Se considera que la hemorragia menstrual es muy abundante o muy prolongada cuando se necesita más de una compresa o un tampón cada 2-3 horas o dura más de 7 días.

© Medicina 21 - Ediciones Farmavet



Comentarios

Amada
2016-10-17 06:41:02
Tengo 54 años, en mayo me quitaron un pequeño polipo. Posible endiometresis. Llevo desde el 27 de septiembre con menstruación, sólo pare un día. Tuve que acudir a urgencias por metrorragia. Me dieron emchafibrin tres veces al día y sigo con sangrado y coágulos, ( desde viernes a la tarde ). El tratamiento me dijeron cinco días máximo. Mi pregunta es normal o debo de acudir de nuevo al medico de urgencia. Gracias

Mary
2016-10-17 06:50:20
Buenas tardes: Necesito me orienten,soy paciente de 43 años con una segunda TVP en curso en misma pierna izquierda,en esta última aún no me ve especialista,estuve hospitalizada 7 días para ajuste de anticoagulantes ,de alta me vine con INR 2.2 ,en estos momentos me encuentro en cama sin casi movimiento por que al realizar una caminada corta se inflama pierna completa,mi dosis de anticoagulante oral son de lunes a viernes 3/4 de tableta diaria y sábado y domingo 1 tableta diaria.Hace dos años me hicieron una ablación endometrial por metrorragias abundantes reglas,después de esa cirugía todo perfecto ya no me venían reglas y eso fue un alivio para mí por lo que antes menstruaba casi mes completo.Mi nueva TVP me dió por un accidente que tuve ,un golpe fuerte que fue el 21 de agosto,luego de varias idas a médico(4veces) por molestias,yo explico y exijo un ecoddopler a lo cual el medico de turno accede a realizarlo y sorpresa,era una TVP a lo cual me hospitaliza de inmediato,en esos dias estando en hospital solo me vio un medico cirujano por que no hay especialista,él envió interconsultas a cardiologo y medicina interna para un seguimiento con exámenes pendientes de ecoddopler y ajuste de anticoagulantes mas medico vascular para un estudio,como no llegaron las horas ,me dieron el alta.Hoy ya en casa me he sentido pésimo,he ido a urgencias en ocaciones por fuerte dolor en pierna y pies a lo cual me han devuelto por que dice que debo seguir esperando las horas.Mi pregunta es hoy ya con tratamiento de anticoagulantes desde el día 10 de septiembre y estando a 14 de octubre sigo igual con molestias,más se suma que estoy como si fuera una regla menstrual con sangrado a ratos y antes no me llegaba nada...será por los anticoagulantes?...estoy en riesgo de padecer otra TVP,me siento en aire sin ser tratada por médicos especialista.El sistema público es muy lento en esto,que debo hacer ...Espero respuesta y una buena orientación muchas gracias...( actualmente usando media antiembólicas por mi cuenta ).

Maria
2016-03-18 07:09:04
Hola, tengo 49 años, hace un año que tengo desarreglos, el ginecologo me vio hace un mes, todo normal para mi edad pero hace tres dias que tengo hemorragia y va a más, con un ligero dolor de ovarios, además llevo un diu y he tomado codeina casi una setmana para la tos, ¿que hago? Gracias

Diana Cobo
2016-03-02 14:34:51
hola hace 30 días máximo estoy con un sangrado leve, se torna de color cafe oscuro y en ocaciones rojo palido. Tengo ese sangrado desde qu me vino rl periodo mestrual y no se que hacer .. me pueden ayudar por favor.. tengo 22 años.

Eliza
2015-06-17 06:40:49
Hola hace dos semanas, me hicieron una viopsia y desde ese dia estoy ronca y con tos, tengo 38 anos y yo ya tengo mas de un ano sin periodo mestrual, eso no me preocupa mucho peri si lo de mi voz. A alguien le a pasado algo parecido.

Frida
2015-03-30 06:24:46
Hola. Tengo 46 años mi menstruacion vino el 6 de marzo y pensé que se iría pero aun estoy sangrando,no es mucho,es como una saguaza que se torna entre rojo y café, qué podrá ser? Porfavor espero su respuesta, quedo de ustedes muy agradecida.


Añadir Comentario

* Este es un espacio de participación entre lectores. Las preguntas no tienen por qué ser respondidas por los expertos obligatoriamente.